Los tratamientos en acupuntura para la fertilidad van dirigidos tanto al hombre como a la mujer ya que el problema de infertilidad se puede deber a cualquiera de ellos.

Con acupuntura buscamos reajustar energéticamente el organismo (equilibrar el Yin y el Yang) para evitar los problemas comunes que se dan en los órganos reproductores. Además también nos centramos en eliminar los problemas emocionales o psicológicos que puedan impedir el embarazo deseado.

En el caso de las mujeres, principalmente se intenta regular los problemas menstruales, inmunológicos,  la condición física, la circulación sanguínea y los problemas emocionales tales como la ansiedad, estrés o la depresión que imposibiliten el embarazo.

En el caso de los hombres, principalmente se intenta conseguir una óptima calidad del esperma para poder fecundar el óvulo, tratar los problemas inmunológicos e infecciosos del aparato reproductor y los casos emocionales como el estrés que disminuyen la calidad del esperma y por tanto, la posibilidad de conseguir el embarazo.