Bursitis trocantérea. Técnicas de ayuda a este problema.

Hoy os vamos a contar las distintas técnicas que se pueden utilizar para ayudarnos con la bursitis trocantérea (Trocanteritis). Además de las técnicas que os explicaremos al final del artículo inicialmente os ampliaremos un poco más de información sobre este problema para que entendáis un poco más en profundidad su evolución y cómo os podemos ayudar con este problema.

Bursitis Trocantérea. Ampliando información.

¿Por qué se producen la bursitis trocantérea?

La bursitis trocantérea (Trocanteritis), como todas las –itis, es la inflamación de la bursa serosa que se sitúa en la extremidad proximal del fémur, en el Trocánter.

Debido a que estas bursas están rellenas de líquido sinovial, están expuestas a padecer procesos inflamatorios, que afectan a la cadera. Y encontramos que la mayoría de las trocanteritis están causadas por microtraumatismos de repetición.

Los pacientes suelen venir a consulta quejándose de fuerte dolor de cadera. El dolor puede irradiarse por la parte lateral del muslo hasta la altura de la rodilla sin llegar al pie.

La trocanteritis, o bursitis trocantérea,  es la causa más frecuente de dolor procedente de las estructuras que se encuentran alrededor de la cadera. En muchas ocasiones pasa inadvertida.

Los pacientes son diagnosticados por sus especialistas como coxalgia inespecífica, sobre todo en pacientes de edades avanzadas, afectos de coxartrosis, o como irradiación radicular por patologías axial.

¿Cuál es la causa más común de la bursitis trocantérea?

La bursitis trocantérea más concretamente es la inflamación de la bursa localizada entre el trocánter mayor y glúteo medio a lo largo del  tracto iliotibial y puede ser causada por traumas agudos y directos en esta zona o traumas repetitivos que se acumulan siempre en el mismo punto.

Los traumatismos agudos más habituales son las contusiones por caídas, en actividades de la vida diaria y en  deportes de contacto donde encontramos caídas, golpes, patadas, etc.

Los traumatismos repetitivos producen irritación de la bursa por la fricción constante de la banda iliotibial, que es la extensión del tendón del músculo tensor de la fascia lata.

Estos traumas repetitivos, a menudo producen una irritación, que generalmente se suele producir en los corredores, futbolistas, judocas, bailarinas de ballet, etc. pero también puede ser visto en las personas menos activas que mantienen malas posiciones en sus puestos de trabajo o en el hogar.

¿Qué factores y a que personas afecta más la bursitis trocantérea?

Otros factores predisponentes podrían ser diagnosticados tras cirugías de la zona, inmovilizaciones prolongadas con yeso de la extremidad, etc.

La bursitis trocantérea, unilaterales o bilaterales, es común en los pacientes físicamente activos, así como en personas sedentarias.

El mayor motivo que hace al paciente acudir a consulta, como decíamos anteriormente, es el dolor, que viene acompañado de cojera, dolor al subir escaleras. Generalmente está acompañado con trastornos del sueño puesto que aumenta el dolor cuando el paciente está acostado sobre el lado afectado.

La bursitis trocantérea puede aparecer en adultos de  cualquier edad, pero los pacientes que más acuden a nosotros son mayormente mujeres, con cierto grado de obesidad y entre los 40 y los 60 años. Y en cuanto a deportistas, el número uno serían los porteros de fútbol que en el ámbito deportivo serían los más afectados.

Pero en general, un excesivo rozamiento de la región de la cadera, como ocurre, por ejemplo, en los corredores de maratón, con trayectos largos sobre superficies inclinadas, en las caídas de lado en artes marciales, serían los principales motivos de la aparición de la bursitis trocantérea en la persona.

Mecanismo de producción de la bursitis trocantérea.

La bursitis trocantérea, en la mayoría de los casos, aparecen poco a poco, sin causas aparentes, pero generalmente está provocada por la fricción constante del músculo tensor de la fascia lata al pasar por encima de la bursa trocantérea en los movimientos de flexo-extensión de la cadera.

bursitis-trocantérea-movimiento

bursitis-trocantérea-movimiento-1

Provocando una fricción en la bursa al caminar si el tendón se encuentra tenso. No encontramos en la literatura y en nuestros años de experiencia nada concluyente para conocer la causa de la tirantez de este tendón. Pero ese es el motivo del resto de las afectaciones.

Al caminar, el glúteo mayor tracciona el tendón de la fascia lata sobre el trocánter mayor. Cuando el tendón está afectado, tenso y rígido, roza contra la bursa produciendo la irritación y la inflamación de la bursa.

Podemos encontrar bursitis trocantérea  tras una artroplastia total de cadera u otros tipos de cirugía de cadera o zona periarticular. Por la forma en que está colocada la prótesis, es decir la alineación, o la manera en que el tejido cicatricial se ha regenerado tras la incisión.

Una caída sobre la cadera puede causar hemorragia y hacer que la bursa se inflame y hace que esta se engrose haciendo crónica la patología.

La Bursitis trocantérea y la Osteopatía.

Paso básico para el tratamiento de la bursitis trocantérea con Osteopatía.

Desde la osteopatía analizamos las alteraciones en la biomecánica de la extremidad inferior, cadera, rodilla, etc. valorando principalmente las  alteraciones en las estructurales del sacro y de los iliacos, por lo cual las estructuras anatómicas adyacentes de la cadera pueden dar lugar a la inflamación de la bursa en una proporción bastante importante, como ocurre en la artritis reumatoide, la espondilosis lumbar o las asimetrías causadas por parálisis nerviosas.

En la exploración, lo más significativo es el dolor selectivo a la presión digital en el borde posterior del trocánter mayor ,en la zona de inserción del glúteo medio. La palpación también puede reproducir el dolor que se irradia por la parte lateral del muslo hasta la rodilla.

Pruebas de confirmación de la posible bursitis trocantérea.

Como decíamos anteriormente tendremos en consulta pacientes obesos, donde será difícil de localizar el trocánter mayor. En estos casos, localizaríamos la cresta ilíaca y a 15 cm siguiendo el recorrido de fémur y por debajo de la línea pélvica encontraríamos el trocánter. Y nos aseguramos moviendo pasivamente  la articulación de la cadera.

bursitis-trocantérea-trocanter

Reproduciremos las molestias para asegurarnos, realizando abducción, aducción y rotación externa. Y vemos que en la rotación interna no evidenciamos molestias signo característico de la bursitis trocantérea. Esta es la resolución del test de Patrick-Fabere, realizando flexión, abducción, rotación externa y extensión de la cadera con la rodilla contralateral flexionada.

La articulación de la cadera es normal,  la flexión y la extensión no provocan dolor.

bursitis-trocantérea-prueba

En la valoración visual observaremos la piel, para localizar equimosis o abrasiones que pueden evidenciarse si el origen ha sido un traumatismo reciente.

Trabajo muscular para la bursitis trocantérea.

En síntomas muy leves, inicialmente con la realización de los masajes de relajación y elongación de la zona, acompañados por estiramientos pasivos y activos por parte del paciente, hacen que junto al reposo relativo, mejoren o cesen los síntomas leves de la bursitis trocantérea.

Para no repetirnos nuevamente en el tratamiento osteopático, podéis ver el artículo “¿Cómo ayudarte en una bursitis trocantérica?” y el artículo “¿Qué puedo hacer para solventar mi trocanteritis?”

Masajes para la bursitis trocantérea

Con estas técnicas de masaje trataremos de relajar la musculatura de la extremidad inferior y zona lumbar que conllevan tensión a las inserciones del trocánter.

Paciente en decúbito prono(boca abajo) y terapeuta en lado afectado lateral a tratar. Daremos prioridad a pasos superficiales de drenaje en las primeras sesiones en sentido ascendente para bajar inflamación y dolor.

En posteriores sesiones los pasos serán más profundos para poder atajar la rigidez más localizada en cuerpo muscular de glúteos, piramidal, etc. siendo los puntos más comúnmente afectados y así nos lo dictaminará el especialista que trata al paciente.

bursitis-trocantérea-masaje

Vendaje neuromuscular para la bursitis trocantérea.

En esta patología aplicamos varias maneras del vendaje neuromuscular como en estrella con tiras en I, muy conocida por los deportistas de ejercicios de contacto, también las modernas estrellas en forma de medusa que son muy eficaces para mitigar el dolor.

Pero en esta ocasión vamos a detallar el vendaje neuromuscular para descarga la zona del trocánter y de forma conjunta la cintilla iliotibial.

Tras el masaje y relajación de las dos extremidades colocamos al paciente de cúbito lateral con el lado afectado en la parte superior. Con la cadera en ligera flexión  y en abducción. La pierna inferior en ligera flexión de cadera y rodilla.

Previamente, de manera opcional, colocamos un crosstape para mitigar el dolor sobre la zona que este nos marque en el trocánter.

bursitis-trocantérea-crosstape

Localizamos el trocánter y con una tira en I abierta en dos colas en el extremo superior medimos el recorrido de toda la fascia lata hasta su inserción en el tubérculo de Gredy en la tibia.

bursitis-trocantérea-vendaje

Localizamos el tubérculo  y pegamos el anclaje sin tensión y ascendemos a papel corrido sin tensión hasta la base del trocánter donde abrimos las dos colas que previamente hemos cortado y  abrazamos con ellas la zona del trocánter para crear espacio.

bursitis-trocantérea-vendaje-1

Y con una tira en I podemos crear aún más espacio si la cortamos para trabajo linfático.

IMG-20140730-WA0011

Estiramientos de la cintilla iliotibial para la bursitis trocantérica.

Paciente en decúbito supino y el brazo del lado afectado por detrás de la cabeza. Pedimos flexión de cadera y rodilla y apoyamos al lado contrario de la camilla. Mantenemos unos 20 segundos de 3 a 5 veces. Según las recomendaciones del especialista.

bursitis-trocantérea-estiramiento

Paciente en bipedestación, estira el brazo  del lado afectado por encima de la cabeza y para estirar el tensor de la fascia lata pasamos la pierna por delante de la otra. Mantenemos 20 segundos. De 3 a 5 veces. Según recomendaciones.

bursitis-trocantérea-estiramiento-1

Paciente en bipedestación, pasamos la pierna por delante de la otra y realizamos flexión del tronco. Mantenemos 20 segundos. De 3 a 5 veces.

bursitis-trocantérea-estiramiento-2

 

Conclusiones

Como siempre la prevención es lo más importante esperamos que los consejos, información y sobre todo los estiramientos os sean de ayuda.