Condromalacia. Caso clínico

En el artículo de esta semana os vamos a hablar de la condromalacia rotuliana. En concreto nos vamos a centrar en un caso clínico que tratamos hace unos cuantas semana en consulta, de una joven que nos llego a la clínica con un informe en el que indicaba que tenía una condromalacia rotuliana de grado 2.

Son varias las consultas y dudas sobre esta patología que nos han llegado durante todo el año pasado y este. Es bueno saber que la condromalacia rotuliana también es diagnosticado por los médicos con otros nombres como por ejemplo el  condritis patelar, condromalacia patelar y comúnmente como “Síndrome femoro-patelar”.

Cuando hablamos de patelar o patela nos estamos refiriendo a la rotula como tal, por eso lo de condromalacia rotuliana o condromalacia patelar.

A continuación os detallamos que es la condromalacia rotuliana por si alguien no ha leído aún el artículo donde hablamos porque aparece este problema y a continuación os detallamos el caso clínico de la joven antes mencionada.

Condromalacia rotuliana. ¿Qué es?

La condromalacia rotuliana es la lesión que se produce en la rodilla por la cual el cartílago de que recubre los huesos de está articulación sufren un desgaste, fisura o reblandecimiento.

Para más detalle, os enlazamos con el artículo anterior donde os damos mucho más detalle de que és la condromalacia rotuliana, porque puede aparecer está en una persona, cual es la sintomatología, etc Condromalacia Rotuliana  y nos centramos en el caso clínico directamente.

Caso clínico de una condromalacia rotuliana.

Os vamos a contar un caso clínico que tuvimos hace ya bastante tiempo de un chico que practicaba mucho baloncesto. Este chaval nos vino a consulta con un informe médico en el que tenia a parte de contracturas en los cuadriceps una condromalacia rotuliana de grado 2 en la rodilla izquierda.

El chico tenía bastante sobrepeso, ya que aparte de pesar 119 Kg y medir solo 1,85, se veía que su constitución no era atlética (Podemos no considerar sobrepeso si la persona es muy musculada y ese peso viene de tener una gran cantidad de masa muscular).

Al realizarle varias preguntas nos confirma que entrena 3 veces por semana y juega los sabados o domingos, que pocas veces o casi ninguna vez a visitado antes a un terapeuta y que jamás estira ni cuando entrena ni cuando juega partidos de competición.

Dentro de la exploración física detectamos un acortamiento grande del cuádriceps,  y una sobrecarga del soleo.

condromalacia-patelar

Tratamiento realizado para ayudar al joven con su condromalacia rotuliana.

Viendo lo que nos ha comentado el joven, con la exploración física y el informe médico donde nos indica que sufre una condromalacia rotuliana de grado 2. Primeramente realizamos un test de presión en la rotula en contra resistencia a la contracción del cuádriceps para ver la molestia que aparece en el joven.

Comprobamos que esta no es muy grande pero si da sintomatología de dolor.

Decidimos empezar haciendo el tratamiento liberando la tensión de los músculos antes mencionados para bajar esa tensión sobre la rotula, pues pensamos que esa sobretensión del cuádriceps puede ser una de las causas por las que le ha podido aparecer esta lesión, aparte de todo la liberación del tejido blando realizamos continuos estiramientos de estos y le indicamos que debe de realizar estos en su domicilio constantemente ya que la zona está muy muy cargada.

Segunda sesión para la periostitis tibial.

La segunda vez que viene el joven, nos comenta que ha notado muy poquita mejoría (han pasado 8 días desde la primera sesión y nos reconoce que apenas a estirado aun cuando ha ido a entrenar o jugar el partido de baloncesto) Le comentamos que es algo normal, y que si no pone de su parte que la mejoría va a ser muy lenta. En esta siguiente sesión a parte de volver a relajar la musculatura empezamos a dar  el masaje específico en la zona rotuliana y a eliminar las restricciones de movilidad que presenta en la articulación de la rodilla con las técnicas osteopáticas.

Tercera sesión con vendaje neuromuscular para la periostitis tibial.

En esta tercera sesión el joven nos cuenta que ha sentido cierta liberación de la pierna que la nota menos cargada pero que las molestias siguen y que ha notado bastante el estirar todos los días sobre todo los días después de los entrenamientos.  Procedemos igualmente a realizar relajación de los músculos de la zona, al masaje específico de la zona rotuliana, eliminar nuevamente las pocas restricciones de movilidad que existen en las articulaciones proximales y finalmente ponerle un vendaje neuromuscular. (Le volvemos a recomendar el perder peso y que nos viéramos pasado 10 días para ver cómo iba la evolución)

Cuarta sesión igual que la anterior.

En esta cuarta sesión nos cuenta de que las piernas las nota muy sueltas y que algo de la molestia de la rodilla le ha bajado. Realizamos los mismos pasos que en la sesión anterior.  Y viendo que la musculatura del cuádriceps esta ya relajada le indicamos que para mejorar mas debe realizar ejercicios del cuádriceps dirigidos a potenciar el vasto interno de este, ya que a relación con el externo tiene una cierta atonía, y bastante probable que de esta forma se produzca una pequeña torsión de la patela que influya en la condromalacia.

Última sesión.

En esta última sesión y tras habernos contado una mayor mejoría procedemos nuevamente, al tratamiento del tejido blando, estiramientos, eliminación de restricciones y sobretodo el vendaje neuromuscular para la condromalacia rotuliana. Que siga con las indicaciones y pasos que hasta ahora, y que mínimo 1 vez cada mes o 2 meses, venga a liberarse las piernas o cualquier molestia que tenga para que todo lo ganado no se vuelva para atrás, ya que si entrena con intensidad, los estiramientos están muy bien pero no hacen milagros.

Resumen:

Como habéis podido leer, os hemos querido contar un caso que tratamos de condromalacia rotuliana, como fueron las sesiones para que tengáis una noción de cómo son y como pudimos ayudar a este joven con los tratamientos, vendaje y consejos que debía realizar fuera de clínica y las recomendaciones para que las molestias que le producía la condromalacia fueran desapareciendo.

En el próximo artículo os intentaremos enseñar cómo colocar el vendaje neuromuscular para la condromalacia rotuliana que pusimos a este joven para que esta mejorara.