Condromalacia Rotuliana. Prevención

En el artículo de esta semana os vamos a dar una pequeña introducción para que se entienda que es la condromalacia rotuliana, como se define según sus niveles o grados y que podemos hacer para prevenir este problema cada vez más extendido entre las personas que hacen actividad física de forma continua o asidua.

Primeramente os diremos la definición que se da a la condromalacia rotuliana, los distintos grados que existen o como se enumera el nivel de condromalacia rotuliana, las causas por las que pueda aparecer, cuales ser los síntomas más comunes de esta, y por último que podemos hacer para prevenir que nos aparezca la temida condromalacia rotuliana y en proximos articulos os mostraremos un vendaje neuromuscular al igual que hicimos en el articulo anterior con la periostitis tibial de un joven.

Sin más os contamos que es la condromalacia rotuliana.

Condromalacia rotuliana. ¿Qué es?

La condromalacia rotuliana o patelar es la lesión que se produce en la rodilla por la cual el cartílago de que recubre los huesos de está articulación sufren un desgaste, fisura o reblandecimiento (Existen muchos términos al respecto) del mismo.

Existen distintos tipos de clasificaciones y dependiendo que libros leáis podéis encontrar una definición de estos de 3 ,4 o 5 grados. Nosotros os vamos a contar los que más comúnmente hemos leído o nos han enseñado que son los 4 grados y que son los siguientes que os mostramos.

Grados de condromalacia rotuliana.

Estos son los 4 grados de condromalacia rotuliana con su correspondiente definición.

Grado I: Aparecen pequeñas modificaciones en el cartílago.

Grado II: Se detectan pequeñas roturitas o incisiones en el cartílago

Grado III: Las incisiones o fisuras son más profundas y empieza a existir zonas donde apenas hay cartílago.

Grado IV: Hay zonas donde ya no existe el cartílago y pueda la denominada de artrosis articular.

condromalacia-rotuliana-grados

¿Por qué puede aparecer la condromalacia rotuliana en una persona?

Exactamente no se puede decir el caso concreto porque puede aparecer una condromalacia rotuliana en una persona, pero sí que se han analizado distintos puntos o circunstancias que si que pueden dar lugar a que esta pueda aparecer.

A continuación os damos una serie de puntos para que tengáis en cuenta porque puede aparecer la condromalacia rotuliana.

  • La más común de todas son los micros impactos continuados que podemos sufrir en la articulación sobre todo al correr.
  • También puede ser un golpe de gran intensidad que altere directamente la articulación y quede lesionado directamente el cartílago.
  • Tener sobre peso, ya que exponemos a la articulación a más presión y por tanto los micro impactos al andar o correr serán más intensos y por ende más traumáticos.
  • Restricciones de movilidad de la articulación, que ayuden a la compresión o sobretensión de los músculos provocando una sobrepresión de la patela en el cartílago.

¿Cuáles son los síntomas que podemos sentir si sufrimos una condromalacia rotuliana?

Existen varios síntomas que son muy similares a otras afecciones o lesiones pero estos son los más característicos.

  • El más característico o más común es el dolor al extender la rodilla, la persona suele indicar que tiene una sensación de fricción o de raspadura.
  • Se suelen escuchar crujidos al realizar la extensión o la flexión de la rodilla.
  • Aunque es más característico de una lesión de ligamentos, también se suele sentir inestabilidad en la misma.

Métodos preventivos para evitar sufrir de condromalacia rotuliana.

Muchos de los métodos preventivos son de sobra conocidos por todos, pues suelen ser muy comunes al resto de patologías o lesiones que una persona puede sufrir, pero de todos modos a continuación os enumeramos unos cuantos de ellos para prevenir en la manera de lo posible que suframos de condromalacia rotuliana.

  • Evitar el exceso de deporte de alta intensidad de peso.
  • Evitar impactos muy continuados y sin amortiguación.
  • Eliminar las restricciones de movilidad de las articulaciones para bajar la presión que los músculos puedan hacer hacia el cartílago (Osteopatía)
  • Realizar de forma asidua ejercicios de relajación y estiramientos musculares.
  • Incluir masajes relajantes o deportivos para evitar la sobrecarga muscular.
  • Revisar si existe en los cuádriceps una atonía muscular o diferencia muscular entre el vasto interno y el vasto externo de este.

Resumen:

Pues con este artículo dejamos explicado de una forma un más pelín más clara que es la condromalacia rotuliana,  su  definición, causas, sintomatología posible y métodos para prevenir la aparición de esta.

En el próximo articulo os contaremos un caso clínico de cómo ayudamos a una joven con este tipo de lesión para que volviera a realizar.

Feliz Semana Santa.