Contracturas Musculares.

Como ya comentamos la semana pasada cuando estuvimos terminando de hablar del masaje profundo trasverso o Cyriax , en esta semana vamos a hablar de las contracturas musculares.

La verdad que hablar de las contracturas musculares puede ser muy extensa pero es un tema muy importante y que es interesante aclarar todos los puntos y no dejar nada en el tintero. Por tanto, haremos como en artículos anteriores donde primeramente intentaremos definir que son las contracturas musculares y en posteriores artículos ampliaremos la información sobre este tema.

Por tanto, en el artículo de hoy vamos a hablar de los siguientes puntos a tener en cuenta en cuanto a las conocidas contracturas musculares.

  • ¿Qué son las contracturas musculares?
  • ¿Qué tipos de contracturas musculares suelen presentarse en el cuerpo humano?

Sin más comenzamos definiendo que son las contracturas musculares.

Contracturas Musculares. ¿Que son o como se definen?

Primeramente os vamos a mostrar la definición que la wikipedia da de lo que son las contracturas musculares, lo podéis ver pinchando en este enlace contracturas muscularesy solo la definición a continuación.

El espasmo muscular o calambre es una contracción involuntaria de un músculo o grupo de ellos, que cursa con dolor leve o intenso, y que puede hacer que dichos músculos se endurezcan o se abulten. Puede darse a causa de una insuficiente oxigenación de los músculos o por la pérdida de líquidos y sales minerales como consecuencia de un esfuerzo prolongado, movimientos bruscos o frío.

Como lo podemos definir un poco más claro, pues sería algo tal que así.

Partiendo de la base de que un músculo se contrae y se relaja, las contracturas musculares las podemos entender como una contracción de un músculo como su nombre bien indica, en el cual, en su proceso de relajación varios haces o vastos musculares no llegan a relajarse y siguen contraídos. Estas contracciones mantenidas en el tiempo de forma involuntaria es lo que entendemos como contracturas musculares y podemos observar que  la zona aparece dura e hinchada o inflamada, por eso se siente un bulto al tacto o presión que vulgarmente se suele llamar “nudo”.

Es importante saber que en un principio las contracturas musculares no suelen presentar problemas graves inicialmente, lo que si presentan son molestias y pequeños dolores que pueden limitarnos el poder realizar determinados movimientos con total normalidad. Si estas las mantenemos en el tiempo pueda dar origen a otros problemas lesivos que pueden ser un poco más graves.

Más adelante os intentaremos dar unas pautas para que podáis, por vosotros mismos identificarlas y podáis diferenciarlas de otro tipo de problemas que podamos tener. En principio, dependiendo de cómo sean las contracturas musculares estas suelen durar de 1 semana hasta incluso un mes, por eso es importante que un terapeuta las identifique correctamente y actúe sobre ellas para minimizar esas molestias que producen y  acortar los tiempos necesarios para que estas desaparezcan.

¿Qué tipos de contracturas musculares suelen presentarse en el cuerpo humano?

En el cuerpo humano se suelen presentar distintos tipos de contracturas musculares dependiendo, de cuando se han producido principalmente o por su efecto.

A continuación os detallamos los 4 tipos más importantes de contracturas musculares que se pueden desarrollar en nuestro cuerpo.

  • Contracturas musculares después de un trabajo o esfuerzo. Como su nombre bien indica este tipo de contracturas musculares se producen después de realizar un trabajo o esfuerzo, por el cual los músculos que han intervenido en esa esfuerzo no pueden volver completamente a su posición de relajación y por tanto distintos vastos o haces musculares se quedan contraídos, dándose en sí, las contracturas musculares. Principalmente este tipo de se da por la incapacidad del músculo de volver a su estado de relajación que hemos comentado, habitualmente puede ser por haber realizado un ejercicio intenso en el que el músculo ha sido sometido a una gran carga de trabajo y no vuelve a su estado de relajación por la fatiga acumulada. También se puede deber a una contracción mantenida en el tiempo durante mucho tiempo, como puede ser dormir boca abajo con la cabeza girada toda la noche, al levantarse uno puede notar esa limitación de girar el cuello hacia el otro lado.
  • Contracturas musculares mientras hacemos un trabajo o esfuerzo. Para que nuestros músculos realicen esa contracción muscular debe existir en él una reacción química de distintos elementos químicos como el Calcio. En estas reacciones químicas termina existiendo sustancias de desechos. Si muchas sustancias de desecho no se eliminan más rápidamente de cómo se generan y se van acumulando , terminan apareciendo los dolores e inflamaciones en el músculo.

contracturas-musculares

  • Contracturas musculares residuales: Las denominamos así porque son las contracturas musculares que aparecen tras haber sufrido una lesión más grave (un golpe severo, esguince, rotura de fibras, fractura o fisura, etc.), la musculatura que rodea la zona lesionada tiende a contraerse como mecanismo de protección, pero que una vez solventada esa lesión las contracturas musculares perduran.
  • Contracturas musculares defensivas: Son unas contracturas musculares muy particulares y que se han empezado a definir hace más bien poco, se denominan así porque son contracturas musculares que se forman bruscamente para evitar que aparezca una lesión más grave, también las podéis ver identificadas como contracturas alfa reactivas. Para que se entiendan mejor ponemos el ejemplo de una torcedura de tobillo externa, para que esta no vaya a más nuestro cuerpo manda un impulso grande a los músculos peróneos para que estos se contraigan súbitamente y evitar de esa manera la posible rotura de los ligamentos del tobillo, quedando en estos músculos una contracción defensiva.

Resumen

Pues bien, ya os hemos hecho una introducción a las contracturas musculares, explicando cómo se definen y los tipos más importante de contracturas musculares que podemos encontrar. En el próximo artículo seguiremos ampliando la información sobre la contractura muscular.