Dolor de cuello (Cervicalgia).Tratamiento Osteopático

Hoy vamos a detallar un caso de una persona que refería una cervicalgia, en resumen, sufría un dolor de cuello crónico que incluso le producía dolores de cabeza, de más de 2 meses de duración, al cual pudimos ayudar con osteopatía y que su día a día fuera cada vez mejor.

Dolor de cuello (Cervicalgia)  ¿Cómo es el enfoque osteopático para este problema?

Cuando nos hablan de cervicalgia,  como ya comentamos con anterioridad debemos saber por su terminología lingüística que es un dolor en la zona cervical, comúnmente lo que llamamos dolor de cuello.

Así pues, desde el enfoque osteopático , os vamos a contar como podemos ayudar a una persona cuando nos cuenta que sufre de un dolor de cuello (cervicalgia) y más cuando ya lleva tanto tiempo con este problema.

Como comentamos en el artículo anterior y os pusimos un pequeño “resumen guía”. Dentro de la osteopatía no entendemos de enfermedades ni lesiones como tal y por tanto no las tratamos, de lo que hablamos es de alteraciones estructurales o problemas de restricciones de movilidad o funcionales en el cuerpo que son las bases de la Osteopatía y este no es un caso distinto a otros tantos en los que ayudamos a la gente cuando nos indica sufrir ciertos “problemas”

Por tanto cuando alguien nos habla, como en este caso, de que sufre una cervicalgia, esto nos sirve para saber lo que la propia palabra define “dolor de cuello o dolor en la zona cervical”, y por tanto lo que tenemos que hacer son los tres pasos fundamentales para saber que alteraciones estructurales o restricciones de movilidad puede sufrir la persona y así poder ayudarla con un tratamiento osteopático.

  • Pruebas osteopáticas para detectar las alteraciones estructurales principalmente en la zona del cuello, la zona dorsal alta, no cabe de más examinar la movilidad de la escapula y la articulación del hombro.
  • Exploraciones para saber si existen grupos musculares que están rígidos y no tienen la elasticidad correcta. (Toda la musculatura del cuello ,  angular del omóplato o elevador de la escapula, esternocleidomastoideo, escalenos, trapecio,  esplenio,  etc.)
  • Ciertos test específicos para la zona cervical, para confirmar o descartar que se pueda realizar osteopatía en la persona.

dolor-de-cuello-musculos

Ejemplo de Tratamiento para el dolor de cuello.

Mujer de 56 años y 1,59 de altura y un peso de 69Kg, dice sufrir de dolor de cuello desde hace más de 2 meses, y que sufre ciertos aumentos del ritmo cardíaco a lo largo del día.

Primeramente realizamos los pasos antes indicados para saber cómo poder ayudar a la persona con un tratamiento osteopático. Se realizan las preguntas, test y exploraciones oportunas para confirmar que se puede tratar con Osteopatía. Viendo que si se puede realizar el tratamiento osteopático para su dolor de cuello se aprecia, desde el punto de vista osteopático, que existen alteraciones estructurales de la vértebra cervical C3 y C4 , y que además el movimiento de la escapula derecha está limitado. Se comprueba también rigidez de la musculatura de la zona posterior del cuello, porción alta del trapecio, elevador de la escapula, esternocleidomastoideo, esplenio y escalenos. Se dibujan en una cruz de maigne, las amplitudes de movimiento del cuello que esta persona tiene antes del tratamiento.

1ª Sesión: Realizamos el TGO en la musculatura del cuello y de la escapula para relajar la musculatura. Realizamos estiramientos de esta musculatura y de la escapula, complementandolo con estiramientos especiales de osteopatía visceral para los aumentos de ritmo cardíaco que la persona nos cuenta sufrir de vez en cuando.

Por último se produce la corrección de movilidad de las vertebras cervicales antes mencionadas. Comprobando al final de la sesión que la movilidad y articulación de las estructuras ha mejorado considerablemente.

Se comprueba que la lateralización y rotación derecha, que inicialmente se había dibujado en la cruz de maigne que estas estaban limitadas, ya no lo están y tiene sus amplitudes correctas.

2ª Sesión: Se realiza nuevamente las comprobaciones pertinentes para comprobar la mejoría de movilidad y que el dolor de cuello va remitido. Luego se realiza nuevamente, el TGO, los estiramientos y las correcciones correspondientes a detectarse aun alteraciones en las vertebras cervicales.

3ª Sesión: Se realiza los mismos pasos pero también se hace hincapié en la musculatura lumbar, ya que el paciente nos indica que después de las 2 sesiones anteriores, este se encuentra mejor de su dolor de cuello pero se aqueja de molestias en la zona lumbar.

4ª Sesión: Se relaja la musculatura que aun estaba algo rígida y se le da elasticidad, y se procede a la eliminación de las pocas limitaciones que ya existen en la vertebra C3 y C4 y se elimina también las  limitaciones de movilidad del sacro y las vertebras lumbares L4, L5 que seguramente han aparecido por compensación estructurales a las limitaciones que tenía. Por último se le indican estiramientos y ejercicios, al igual que consejos posturales para evitar que le vuelvan a aparecer esas limitaciones y en la medida de lo posible no vuelva nuevamente el dolor de cuello por el que se aquejaba inicialmente.

A parte, se aconseja  al haber existido un dolor de cuello desde hace tanto tiempo que a los 3 meses vuelva para realizarse otra sesión, más a nivel preventivo que otra cosa y que si vuelve a aparecer algún pequeño síntoma que la aqueje venga lo antes posible, ya que se le podrá ayudar con mayor facilidad.

Como podéis observar, al relajar la musculatura del cuello, restablecer las alteraciones estructurales y eliminar las restricciones de movilidad que existían en esta mujer, conseguimos ayudar a esta persona en su problema de dolor de cuello del que tanto se aquejaba y que le hacía llevar una calidad de vida poco confortable.