Dolor de ovarios ¿A qué se puede deber?

Hace cosa de unas semanas, nos escribió una mujer si podíamos hablar del dolor de ovarios. Pues bien, siguiendo su petición hoy vamos a hablar del dolor de ovarios. Primero vamos a dar un enfoque general de porque aparece el dolor de ovarios en las mujeres, como siempre para ahorraros tiempo buscando en páginas por Internet, ya nos hemos encargado de hacer nosotros esa tarea y agruparlo para que se vea todo más claro.

Luego os contaremos desde el punto de vista Osteopático porque puede darse el dolor de ovarios para que también tengáis esta visión.

Dolor de ovarios. ¿Por qué puede aparecer?

Aquí no podemos decir que todos sabemos lo que es un dolor de ovarios, porque los hombres nunca lo hemos sufrido, pero quien más o quien menos, a través de su hermana, madre, mujer, pareja o amiga ha visto padecer el dolor de ovarios a alguna de ellas.

Las mujeres cuando hablan de dolor de ovarios, se suelen referir al dolor que les aparece en la zona del bajo vientre, aproximadamente a unos 3 o 4 dedos del ombligo. Es de saber que el “ dolor de ovarios “ , tal cual expresa la palabra no se da, ya que los ovarios no tienen terminaciones nerviosas y por tanto no duelen.

Este dolor puede ser muy agudo, muy parecido a una punzada, o un dolor más fuerte e intenso, que puede hacer que la mujer este sin poder realizar apenas cualquier simple tarea.

Ahora os vamos a dar un listado de las posibles afecciones por las cuales puede aparecer el dolor de ovarios. Como hemos comentado con anterioridad, esta información la podéis encontrar por todo Internet, nosotros os damos un amplio listado, pero como siempre, esto es simple información, como siempre acudir a un especialista ya que es la persona que os puede decir cuál es el problema que tenéis.

  • El más común entre todas las causas del dolor de ovarios se dice que es por la propia menstruación.  La mayoría de las mujeres comentan tienen dolor de ovarios, cuando en realidad lo que suele ocurrir es que los músculos del útero se contraen y puede ser de gran incomodidad, llegando incluso a que la mujer no pueda apenas realizar su día a día normal. 
  • Durante la ovulación: Es muy común que durante la ovulación se pueda sentir algún dolor de ovarios, se suele denominar como ovulación dolorosa y suele estar caracterizada por un dolor o pinchazo agudo que puede durar horas o incluso un día, entre la primera o segunda semana después de la menstruación. 
  • Dolor de ovarios por menstruaciones irregulares: En estos casos los dolores suelen ser de gran intensidad, incluso pudiendo llegar a incapacitar casi por completo a la mujer. Estos 2 casos se identifican como dismenorrea. 
  • Endometriosis: Aunque hay veces que no presenta ningún síntoma, en algunas mujeres puede aparecer fuertes dolores en la parte baja del vientre muy cercano a los ovarios. Se da cuando fuera de la cavidad uterina hay presencia de tejido endometrial. 
  • Anexitis: Enfermedad inflamatoria pélvica provocada por una infección. 
  • Quistes en los Ovarios: Es otra de las causas de un posible dolor de ovarios, en casos muy pocos frecuentes el dolor de ovarios también puede deberse a la presencia de algún tumor. Como siempre es recomendable hacer revisiones periódicas con el ginecólogo y en los casos que una mujer tenga quistes en los ovarios y tenga dolores de manera intensa y prolongada es más que recomendable comentarlo con el especialista.

dolor-de-ovarios

¿Por qué puede aparecer el dolor de ovarios según la Osteopatía?

Desde el punto de vista osteopático, como os hemos contado en otras ocasiones, nos fijaremos en las alteraciones estructurales. En este caso, principalmente en la posición del útero y las limitaciones de movilidad que pueda tener este y por las cuales puede aparecer el dolor de ovarios, ya que gente que nos consulta, suelen tener las siguientes limitaciones o alteraciones estructurales que os vamos a comentar y nos indican que sufren alguno de los problemas antes mencionados y por tanto del dolor de ovarios.

Cabe destacar, que como ya hemos expuesto en varias ocasiones, la osteopatía visiona el cuerpo como un todo, así problemas internos se reflejan en cadenas musculares, alteraciones estructurales y limitaciones de movilidad. Puede también pasar al revés, que cadenas musculares, alteraciones estructurales y limitaciones de movilidad pueden desencadenar en problemas internos.

Problemas Osteopáticos de Útero:

Aquí os exponemos los distintos problemas osteopáticos en el útero más generales:

  • Lesión Osteopática de Útero en Anteversión: Cuando el útero se encuentra hacia delante.
  • Lesión Osteopática de Útero en Retroversión: Cuando el útero se encuentra hacia atrás. Existe hasta tres grados.
  • Lesión Osteopática de Útero en Lateroflexión: Cuando el útero se encuentra desplazado lateralmente tanto a la derecha como a la izquierda.
  • Lesión Osteopática de Útero en Torsión: Cuando el útero se retuerce hacia derecha o hacia izquierda.
  • Lesión Osteopática en Posición Paramediana: Cuando el útero se queda paralelo a la línea media, tanto a la derecha como a la izquierda.

Problemas relacionados con lesiones osteopáticas de Útero:

Por la proximidad al sacro, este puede desajustar la pelvis y por tanto generar problemas estructurales en el arco plantar y en la columna vertebral, principalmente en las cervicales.

Aquí os exponemos algunas de los problemas estructurales a nivel osteopático que se pueden dar:

  • Columna cervical alta.
  • Problemas estructurales en la articulación tibio-peroneal proximal y distal.

Grupos musculares afectados por lesiones osteopáticas de Útero:

Aquí podéis ver un listado de los músculos mas afectados en una lesión osteopática de Útero:

  • Diafragma.
  • Piramidal.
  • Psoas.
  • Periné.
  • Paravertebral a nivel lumbar.

¿Puede la osteopatía  ayudarme en mi dolor de ovarios?

Como siempre, vamos a ver la problemática del dolor de ovarios desde el enfoque osteopático, de esta forma,  cuando alguien nos cuenta de que sufre alguno de los problemas antes mencionados (dolores con reglas irregulares, en la menstruación)  nos sirve para saber que seguramente esta persona puede tener un problema estructural y funcional en el útero.

Por tanto, lo que tenemos que intuir primeramente es que esa persona sufrirá de alteraciones estructurales a nivel músculo esquelético (tanto las articulaciones como músculos antes mencionados), se tendrá especial atención en el posicionamiento del útero y las tensiones de los ligamentos de este órgano.

Como siempre siguiendo las bases de los principios fundamentales de la Osteopatía, lo que vamos a intentar es reequilibrar nuevamente ese desequilibrio estructural que pueda sufrir la persona, para que las articulaciones, músculos y principalmente el útero realicen su función correcta y de esta manera ayudar a la persona en su dolor de ovarios.

En los casos que gente refiere de alguno de esos problemas (dolores con reglas irregulares, en la menstruación) se le puede ayudar desde el primer momento.

En los otros casos (infecciones, tumor, etc.) hasta que no se remitan estos problemas, no se puede tratar con osteopatía, una vez tratados estos problemas sí que es recomendable, pues se buscará eliminar las restricciones estructurales comentadas anteriormente y de esta manera intentar evitar que el dolor de ovarios le vuelva a aparecer.

¿Cómo sería una sesión con osteopatía para una persona que refiere sufrir de dolor de ovarios?

Como siempre,  os indicamos un “resumen estándar” para el dolor de ovarios de cómo podría ser una sesión para una persona con este problema a modo de guía. Como siempre, como hemos comentado en varias ocasiones, la osteopatía trata personas, no trata enfermedades ni lesiones,  y por tanto, aunque una persona puede tener los mismos problemas que otra, siempre hay que hacer un estudio osteopático y tratarla individual y personalmente con los criterios que la osteopatía rige.

o   Primero se realizaran unas pruebas osteopáticas, exploraciones  y ciertos test específicos del posicionamiento del útero, con más detenimiento en las zonas ligamentosas y articulares, limitaciones de movilidad existentes en sus estructuras adyacentes y la rigidez de los músculos.

o   Una vez realizadas estas pruebas, y descartado la mínima sospecha de que por cualquier motivo no se pueda realizar el trabajo,  el osteópata empezará la sesión con el tratamiento general osteopático (TGO) de la zona afectada, en este caso concreto, especialmente la musculatura abdominal baja, zona sacra y periné, relajando las restricciones encontradas en las pruebas anteriores, seguido de los estiramientos correspondientes para esa musculatura. Se hará también hincapié en los ligamentos propios del útero. Con esto se buscará dar elasticidad a los músculos que estén rígidos devolviéndoles su elasticidad correcta y la funcionalidad a los ligamentos.

o   Por último se realizarán las movilizaciones y manipulaciones correspondientes en las alteraciones estructurales existentes, consiguiendo de esta forma que estas tengan una movilidad adecuada y que por tanto la funcionalidad sea la correcta e intentando de esta manera que mejore de su dolor de ovarios.

Al existir un posicionamiento correcto del órgano y la relajación de toda la musculatura, conseguimos ayudar a la persona en su problema de dolor de ovarios al conseguir que todo este requilibrado funcionalmente.

¿Hay algún momento en el que no pueda favorecerme de la osteopatía para el dolor de ovarios?

Como hemos comentado anteriormente, inicialmente no se realizará osteopatía en infecciones o tumores,  y tampoco cuando la mujer este con la menstruación ya que las movilizaciones pueden hacer que el sangrado sea mucho mayor. Posteriormente sí que una persona se puede favorecer de la osteopatía para su dolor de ovarios.

Consejos para prevenir el dolor de ovarios.

Los consejos principales para el dolor de ovarios son:

  • Días antes a la menstruación estar lo más relajada posible, ya que el estrés agrava los dolores.
  • Realizar ejercicio físico a menudo, este ayuda a paliar los dolores.
  • No ponerse nada frío en el bajo vientre, para las molestias o antes de la regla, calor seco.
  • Beber bastante agua.
  • Llevar una dieta equilibrada.

Bueno, hoy hemos hablado de cómo la osteopatía te puede ayudar con el dolor de ovarios. En el siguiente artículo os contaremos, como ayudamos a una persona que refería de dolor de ovarios, utilizando a la vez tanto la osteopatía como la acupuntura con grandes resultados.