Dolor de rodilla ¿A qué se puede deber?

Hoy vamos a hablar de porqué puede aparecer el dolor de rodilla desde un punto de vista general. También os vamos a dar unas anotaciones de porqué según la osteopatía por ciertas alteraciones estructurales puede aparecer el dolor de rodilla.

Como siempre os daremos consejos para el dolor de rodilla y como de alguna forma intentar prevenirlos.

Dolor de Rodilla. ¿Por qué puede aparecer?

Todos sabemos lo que es un dolor de rodilla, en pocas palabras es el dolor de la zona de la articulación de la rodilla, principalmente en la propia articulación o en la musculatura adyacente a esta, la musculatura anterior del muslo o de la pierna.

Os vamos a dar un listado de las posibles afecciones por las cuales puede aparecer el dolor de rodilla. Esta información la podéis encontrar por todo Internet, nosotros os damos nuestro criterio de afectación por lo que nos ha trasmitido la gente que viene a vernos.

  • El principal problema por el cual se puede producir el dolor de rodilla es por un traumatismo en la zona, este puede ser debido a un golpe directo en la zona por un objeto o por una caída en la que se sufra el impacto en esta articulación (Como por ejemplo una caída montando en la bici). 
  • Esguinces: Se suelen considerar lesiones leves, y se suelen producir por impactos en la rodilla cuando la pierna está apoyada al suelo y se ven afectados los ligamentos, también es muy común en torceduras por movimientos bruscos de esta articulación, y por el cual termina apareciendo el dolor de rodilla. 
  • Tendinitis: Es un dolor de rodilla principalmente en su parte frontal, que suele empeorar a la hora de subir y bajar escaleras. Como la palabra indica es inflamación en el tendón, y suele surgir por contracciones prolongadas del musculo en cuestión o sobrecargas del mismo. 
  • Desgarro de Cartílago (Rotura de Menisco): El menisco al verse afectado, aparecerá dolor de rodilla en la parte interna o externa de esta, ya que al verse afectado esté, su función de amortiguación en la articulación se ve disminuida. Dependiendo del grado de rotura así estará afectada la articulación y por tanto el dolor de rodilla que pueda aparecer. Se suele producirse por un atrapamiento del menisco en la articulación y una torsión de está produciéndose la rotura. 
  • Rotura de Ligamentos: Se suele producir por un cizallamiento de la articulación de la rotula, por la cual se produce la rotura de estos, el principal ligamento que suele verse afectado es el ligamento anterior cruzado (Como ejemplo tenemos los futbolistas a los cuales esté caso es muy común) por el cual se produce una inestabilidad y dolor de rodilla. 
  • Bursitis: Como su palabra indica es inflamación de la bursa, y se suele producir por ejercer una presión excesiva en la rodilla, como por ejemplo estar arrodillado durante largos periodos de tiempo o debido a otras lesiones que aumenten la presión en la rodilla. 
  • Luego tenemos otros casos, como pueden ser infección, causas autoinmunes, procesos degenerativos o luxaciones de la articulación que pueden conllevar dolor de rodilla. 

dolor-de-rodilla

¿Por qué puede aparecer el dolor de rodilla según la Osteopatía?

Desde el punto de vista osteopático, como os hemos contado en otras ocasiones, nos fijaremos en las alteraciones estructurales. En este caso, principalmente en la articulación de la rodilla y las limitaciones de movilidad que pueda tener esta y por las cuales puede aparecer el dolor de rodilla, ya que gente que nos consulta, suelen tener las siguientes limitaciones o alteraciones estructurales que os vamos a comentar y nos indican que sufren alguno de los problemas antes mencionados y por tanto del dolor de rodilla.

Problemas Osteopáticos de Rodilla:

Aquí os exponemos los distintos problemas osteopáticos en la articulación de la rodilla más generales:

  • Lesión Osteopática de Tibia Anterior: Cuando la tibia se encuentra anteriorizada e impide la extensión completa de la pierna.
  • Lesión Osteopática de Tibia Posterior: Cuando la tibia se encuentra posteriorizada e impide la flexión completa de la pierna.
  • Lesión Osteopática en Aducción o Abducción de rodilla: Cuando existe una limitación al realizar una aducción o abducción de la rodilla.
  • Lesión Osteopática en Rotación: Cuando existe una limitación al realizar la rotación de la rodilla, tanto interna como externamente.
  • Lesión Osteopática de Peroné Posterior: Cuando el peroné se encuentra posteriorizado.

¿Puede la osteopatía ayudarme en mi dolor de rodilla?

Como siempre, vamos a ver la problemática del dolor de rodilla desde el enfoque osteopático, de esta forma,  cuando alguien nos cuenta de que sufre alguna de los problemas antes mencionados (Esguince, Rotura Menisco, Tendinitis, etc)  nos sirve para saber que seguramente esta persona tiene un problema funcional y articular en la rodilla lesionada.

Por tanto, lo que tenemos que intuir primeramente es que esa persona sufrirá de alteraciones estructurales a nivel músculo esquelético (dependiendo de lo que nos indique será más de la musculatura adyacente o de la zona ligamentosa), se tendrá especial atención en la funcionalidad articular de la rodilla afectada.

Como siempre siguiendo las bases de los principios fundamentales de la Osteopatía, lo que vamos a intentar es reequilibrar nuevamente ese desequilibrio estructural que pueda sufrir la persona, para que la articulación realice su función correcta y de esta manera ayudar a la persona en su dolor de rodilla.

En los casos que gente refiere de alguno de estos problemas (tendinitis, esguinces, traumatismo) se le puede ayudar desde el primer momento.

En los casos de rotura de menisco, en primera instancia se puede eliminar las restricciones estructurales para que el dolor sea menor, pero lo mejor es la operación del mismo y a posteiori reequilibrar estructuralmente esta articulación, ya que en cualquier momento esa rotura de menisco por muy pequeña que sea puede bloquear la articulación.

En los otros casos (Rotura de ligamentos, infecciones, luxaciones, etc) hasta que no se remitan estos problemas, no se puede tratar con osteopatía, una vez remitidos estos problemas si que es recomendable, pues se buscará eliminar las restricciones estructurales en la rodilla y de esa forma evitar nuevamente el problema y evitar el dolor de rodilla.

¿Cómo sería una sesión con osteopatía para una persona que refiere sufrir dolor de rodilla?

Como siempre,  os indicamos un “resumen estándar” para el dolor de rodilla de cómo podría ser una sesión para una persona con este problema a modo de guía. Como siempre, como hemos comentado en varias ocasiones, la osteopatía trata personas, no trata enfermedades ni lesiones,  y por tanto, aunque una persona puede tener los mismos problemas que otra, siempre hay que hacer un estudio osteopático y tratarla individual y personalmente con los criterios que la osteopatía rige.

o   Primero se realizaran unas pruebas osteopáticas, exploraciones  y ciertos test específicos para la articulación de la rodilla, con más detenimiento en las zonas ligamentosas y articulares, limitaciones de movilidad existentes en sus estructuras y la rigidez de los músculos.

o   Una vez realizadas estas pruebas, y descartado la mínima sospecha de alguna rotura, infección , luxación por el cual se remitirá al médico,  el osteópata empezará la sesión con el tratamiento general osteopático (TGO) de la zona afectada, en este caso concreto, especialmente la musculatura del muslo y pierna, tanto la zona anterior como posterior, relajando las restricciones encontradas en las pruebas anteriores, seguido de los estiramientos correspondientes para esa musculatura. Con esto se buscará dar elasticidad a los músculos que estén rígidos devolviéndoles su elasticidad correcta.

o   Por último se realizarán las movilizaciones y manipulaciones correspondientes en las alteraciones estructurales existentes, consiguiendo de esta forma que estas tengan una movilidad adecuada y que por tanto la funcionalidad sea la correcta e intentando de esta manera que mejore de su dolor de rodilla.

Al existir un movimiento articular correcto de la articulación de la rodilla y la relajación de todo la musculatura, conseguimos ayudar a la persona en su problema de dolor de rodilla.

¿Hay algún momento en el que no pueda favorecerme de la osteopatía para el dolor de rodilla?

Como hemos comentado anteriormente inicialmente no se realizará osteopatía en roturas, infecciones o luxaciones, posteriormente si que una persona se puede favorecer de la osteopatía o en cualquier otro problema para su dolor de rodilla.

Consejos para prevenir el dolor de rodilla.

Los consejos principales para el dolor de rodilla son:

  • Siempre que vaya a realizar ejercicio físico realice un precalentamiento y al terminar estire.
  • Monte en bicicleta o nade en lugar de correr, ya que la aparición de dolor de rodilla en corredores es más común que en otros deportes por los impactos que la rodilla sufre.
  • Si realiza mucho deporte reduzca la cantidad de este y su intensidad.
  • Corra sobre una superficie lisa y suave, como un sendero, en lugar de hacerlo en el cemento.
  • Si usted tiene pies planos, pruebe con un calzado especial.
  • Intente bajar de peso si tiene sobrepeso. Para eliminar presión sobre la rótula al bajar o subir escalas.
  • Asegúrese que sus zapatillas de correr estén bien ajustadas y tengan buena amortiguación.

Consejos si ya sufre de dolor de rodilla.

Los consejos principales si ya sufre de dolor de rodilla son:

  • Descanse y evite actividades que empeoren el dolor de rodilla, especialmente actividades donde la articulación soporte mucho peso, como por ejemplo correr.
  • Aplique hielo en la zona dolorida.
  • Mantenga la rodilla elevada en lo posible para reducir la inflamación que pueda tener en esta.
  • Colóquese un vendaje o rodillera para comprimir la zona y bajar la inflamación.

Todo esto es muy parecido al RICE que comentamos cuando se sufre un esguince de tobillo.

Bueno, hoy hemos hablado de cómo la osteopatía te puede ayudar con el dolor de rodilla. En el siguiente artículo os contaremos, a petición de uno de nuestros lectores, como una persona se ayudó de la osteopatía para un esguince de rodilla que sufría muy comúnmente.