Dolor Lumbar. Técnicas de Ayuda

Hoy os vamos a hablar del dolor lumbar, vamos a dar un poco más de información con respecto al dolor lumbar. Ampliaremos esta información enfocándola en el deporte, ya que muchos deportistas no preguntan sobre ello.

Haremos especial hincapié en métodos preventivos para el dolor lumbar, y como siempre os enseñaremos unas cuantas técnicas de ayuda contra este dolor.

Dolor Lumbar. Introducción

¿Cómo se define el dolor lumbar?

Hemos de contar que cuando vienen a consulta muchos de nuestros pacientes vienen con un diagnostico en el que se les indica que sufren de lumbalgia,  lumbago, así como lumbociáticas o lumbalgias inespecíficas. Hoy queremos aclarar el significado de estos términos, ya que lo que representan a fin de cuentas es el  “dolor lumbar”.

Es decir, es la nomenclatura de un diagnóstico general, que NO CONCRETA en ninguna causa la localización detallada del problema. Por eso, en consulta tendríamos que valorar el origen exacto de ese dolor lumbar para poder concretar más el trabajo que se debería realizar para ayudar a esta persona en su problema.

¿Cómo valoramos el origen del dolor lumbar?

Para hacer una buena valoración del origen de un dolor lumbar hay que tener en cuenta muchos y variados motivos, pero principalmente nos fijaremos en:

  • Problemas posturales o de esfuerzo.
  • Problemas de origen visceral producidos por mal funcionamientos de riñón, intestino delgado o incluso intestino grueso.
  • Problemas de origen ginecológico, muy preguntado en consulta por mujeres de todas las edades.

Cualquiera de estos motivos lo que van a producir son una alteración en la estructura lumbar de manera mecánica produciendo una alarma que es el tan conocido dolor lumbar.

Como hemos comentado estos son los principales, pero no hay que descartar afectaciones estructurales en cualquier otra articulación del cuerpo, como puede ser la rodilla, que produzcan una alteración compensatoria a nivel lumbo-sacro y que por tanto aparezca el dolor lumbar.

¿Por qué puede aparecer dolor lumbar por un problema visceral?

Esta pregunta nos la hacen muy a menudo y aun a día de hoy se sorprenden cuando lo explicamos. Os la vamos a detallar un poquito y así veis el porqué siempre tratamos el cuerpo como un todo y no solo nos centramos en la zona del dolor.

Por un lado, si vemos en nuestro anterior artículo la disposición anatómica en la región lumbar, vemos que está formada por una serie de músculos que movilizan y mantienen erguida la columna vertebral lumbar (musculatura paravertebral, cuadrado lumbar y el músculo psoas iliaco.)

Por otro lado hay que saber que las vísceras no cuelgan porque si en nuestra cavidad, sino que se sostienen a través de los músculos y ligamentos entre distintas estructuras.

Como veis estos músculos están influenciados también por los recorridos nerviosos de las vísceras y de ahí que al estar afectadas estas, pueden producir rigidez en ellos. Al producirse molestias en los músculos, también se ven afectadas las vértebras y los discos intervertebrales y por tanto puede surgir el dolor lumbar.

Este caso también se puede dar al revés, problemas musculares pueden derivar en problemas viscerales por esto que os contamos.

El dolor lumbar en los deportistas.

¿Por qué puede aparecer el dolor lumbar en los deportistas?

Las causas suelen ser muy parecidas que a cualquier otra persona, sí que hay que tener en cuenta que en los deportistas los mecanismos principales de aparición de dolor lumbar suelen ser:

  • Los movimientos del día a día y ejercicios deportivos realizados de forma incorrecta.
  • El exceso de tensión muscular causada por el estrés físico y psicológico.
  • El bajo tono muscular tanto abdominal, lumbar como dorsal.
  • Sin olvidarnos del sobrepeso.

¿Cómo afrontar el dolor lumbar en fechas importantes para los deportistas?

En consulta, tratamos con deportistas que durante los períodos de alta carga de intensidad de entrenamiento, especialmente en vista de fechas importantes, se quejan de dolor lumbar.

Si este dolor no es producido por problemas ostearticulares ya conocidos, el calor en la zona puede ser una buena opción que permite elevar la temperatura del músculo y  mejorar la circulación sanguínea, el metabolismo y la elasticidad. Aumentando el trofismo en zona de cartílago articular y discos intervertebrales para conseguir una óptima distribución de líquidos y nutrientes. También disminuye la viscosidad del fluido sinovial de las articulaciones.

Es aconsejable relajar la musculatura con masaje manual de zona dorsal y lumbar para hacer elevar la temperatura de la zona, relajar y orientar las fibras musculares de toda la espalda eliminando la compresión de la columna vertebral durante y después de los entrenamientos.

Por ese motivo se recomiendan masajes pre y post competición.

¿Por qué es tan beneficio estas recomendaciones para el dolor lumbar?

Por supuesto estas recomendaciones que os hemos contado anteriormente son también para personas que realizan una actividad  física intensa y posturas fijas como pueden ser estudiar, ver televisión, conducir durante largos recorridos, etc.

Evitando cargar  los discos intervertebrales comprometidos en el reemplazo nutricional y la consiguiente deshidratación de la que hablábamos anteriormente.

Esta deshidratación de los discos hace que se produzca un estrechamiento, un adelgazamiento de estos. Lo cual sigue aumentando la dificultad de su alimentación que no es por capilares sino por un mecanismo que ya comentaremos de “acción bomba perfusión” de los discos, que permite la entrada y salida de líquido.

Gracias a los ejercicios de estiramientos realizados en el entrenamiento se producen pequeñas decoaptaciones,  obteniendo por tanto una rápida rehidratación de los discos y la afluencia de nutrientes. Este mecanismo es similar al aplicado a otras articulaciones, donde la carga fija y prolongada impide el buen funcionamiento del metabolismo, basado en el mecanismo de difusión del cartílago hialino.

Como prevenir el dolor lumbar desde una vista anatómica.

Para trabajar la musculatura de la zona lumbar hay que tener en cuenta otras partes de nuestra anatomía para trabajar de manera conjunta. Por eso os enviamos un pequeño resumen que podría aclarar que grupos musculares hay que trabajar para el dolor lumbar.

La prevención está basada en mantener la anatomía y fisiología lumbar-sacra tanto fuerte como flexible.

Para lo cual nos fijamos por un lado en los músculos flexores.

  • Recto abdominal.
  • Oblicuo externo e interno.

Y por otro lado los músculos que extienden el muslo sobre la pelvis.

  • Glúteos.
  • Isquiotibiales (bíceps femoral, semitendinoso, semimembranoso).
  • Abductores y piriforme, que posicionan la pelvis en retroversión.

De esta manera, la lordosis lumbar tiende a mitigar y las cargas se distribuyen sobre toda la superficie de las vértebras.

Para ampliar y mantener los músculos flexibles hay que fijarnos en los que extienden la columna vertebral.

  • En las vertebras lumbares los músculos (sacroespinales, interespinales, multífidos e intertransversos).
  • El dorsal ancho.
  • El cuadrado lumbar.

Y los músculos que flexionan el muslo sobre la pelvis como contraste a la inclinación de la pelvis.

  • El psoas ilíaco, recto femoral  y sartorio.
  • El tensor de la fascia lata.
  • El pectíneo, aductor largo y aductor corto.

Si lo que necesitáis es saber una lista de consejos generales para prevenir el dolor lumbar, podéis verlo en este articulo de la semana pasada.

Técnicas utilizadas para el dolor lumbar.

Vendaje neuromuscular para el dolor lumbar.

Vamos a detallar los pasos del vendaje neuromuscular para una patología de sobrecarga muscular que irradia dolor lumbar. Muy frecuente por ejemplo en deportistas.

dolor-lumbar-4

Vamos a utilizar tres tiras en I.  De las cuales son dos largas dispuestas en vertical y una más corta en horizontal.

Colocamos al paciente en bipedestación con los pies ligeramente separados. Buscamos la base del sacro , al final de la musculatura paravertebral. Lugar donde fijaremos sin tensión las bases de las tiras.

dolor-lumbar-1

Para colocar el resto de las tiras  sobre las paravertebrales, pedimos una flexión y rotación contralateral mientras que aplicamos una tensión del 25 por ciento a cada una de estas.

dolor-lumbar-2

Para corrección de espacio pondremos una tira en horizontal sobre la zona vertebral afectada con mayor dolor lumbar o con menos movimiento. Para lo que pediremos al paciente una posición en estiramiento con flexión lumbar.

Primeramente pegamos el centro de la tira con una ligera tensión del 30 por ciento y como hicimos en las anteriores tiras, para pegar los extremos, pedimos rotación contralateral unida a la flexión y estas las colocaremos sin tensión.

dolor-lumbar-3

Estiramientos para el dolor lumbar.

Estos estiramientos nos sirven para evitar lesiones, ganar elasticidad, para reducir la rigidez muscular y por lo tanto mejorando el dolor muscular.

Dentro del abanico de posibilidades para estirar la zona lumbar vamos a explicar los que en nuestra experiencia profesional vemos que son los más fáciles de ejecutar por parte del paciente.

Empezaremos con el estiramiento de glúteos con el paciente tumbado en superficie plana y cómoda. Pedimos que lleve las dos piernas flexionadas al pecho hasta que note tensión pero no dolor. Mantenemos 15 a 20 segundos y repetimos tres veces.

dolor-lumbar-estiramiento

Para ganar un poco más de rango articular en la cadera y así estirar más la zona glútea pedimos el mismo gesto pero unilateralmente. Primero una pierna y luego la otra. Con las mismas pautas de tiempo.

dolor-lumbar-estiramiento-1

Importante el estiramiento del músculo piramidal para el cual continuamos en la misma posición y de manera unilateral ponemos una mano en la rodilla y otra en el pie y  aquí hacemos una rotación de cadera tirando de la mano que está puesta en el pie hacia parte craneal. Mantenemos 20 segundos y repetimos tres veces con cada pierna, es importante que no exista en ningún momento dolor lumbar.

dolor-lumbar-estiramiento-2

Otra forma de estirar el músculo piramidal sería poner en maléolo externo de un tobillo sobre la superficie anterior del muslo y con las dos manos abrazamos la pierna que queda debajo y presionamos hacia el pecho hasta notar tensión en el piramidal. Mantenemos 20 segundos y repetimos tres veces con cada pierna.

dolor-lumbar-estiramiento-3

Siguiendo en decúbito supino estiramos la zona de cuadrado lumbar pidiendo al paciente que estire un brazo lateral a su cabeza y con la rodilla y cadera en 90 grados flexionada nos ayudamos con la mano contraria e intente cruzar sobre el centro del tronco hacia el lado contrario  del cuerpo y mantenga la tensión durante 20 segundos y tres veces en cada lado.

dolor-lumbar-estiramiento-4

La famosa posición del mahometano nos hace un estiramiento general de la musculatura lumbar. En esta ocasión nos colocamos en cuadrupedia y ligeramente echamos el tronco hacia atrás metiendo la cabeza entre los hombros  y intentamos apoyarnos en los talones sin separar las palmas de las manos del suelo. Igualmente mantenemos 20 segundos y repetimos otras tres veces. Siempre muy importante que no existe dolor lumbar al hacerlo.

dolor-lumbar-estiramiento-5

Para dar movilidad a toda la columna vertebral destacamos el ejercicio “del gato”. Seguiremos en cuadrupedia y metiendo la cabeza entre los brazos como para mirarnos el ombligo, elevamos la  zona dorsal hacia el techo. Mantenemos quince segundos. Relajamos y miramos al frente en la misma posición y hundimos la zona lumbar como si quisiéramos tocar el suelo con el ombligo. Mantenemos quince segundos. Repitiendo tres veces ambas posiciones.

dolor-lumbar-estiramiento-6

dolor-lumbar-estiramiento-7

Todos estos estiramientos deben ser realizados con tensión pero jamás se debe notar dolor lumbar. Con respiración pausada, varias veces al día, antes y después del ejercicio físico y siempre bajo las recomendaciones del especialista pertinente.

Conclusiones

Como habéis podido observar, a aparte de una ampliación de información sobre el dolor lumbar, os hemos enseñado 2 técnicas de ayuda muy importantes, sobre todo los estiramientos que puede hacer una persona por su cuenta bajo las recomendaciones del especialista pertinente. Como siempre, si tenéis cualquier consulta solo tenéis que escribirnos estaremos encantados de ayudaros en lo que podamos.