Epitrocleitis o síndrome del pronador–flexor.

Hoy os vamos a hablar de la epitrocleitis y las posibles técnicas que existen para ayudarte con este problema, intentaremos hacer el articulo lo más ilustrativo posible como hemos realizado con el artículo de la epicondilitis.

Epitrocleitis Información General.

Epitrocleitis. Pequeña Introducción Técnica.

Epitrocleitis comúnmente conocida como ‘Codo del Golfista’  es la causa de dolor más frecuente encontrada en la zona medial del codo, aunque a diferencia del famoso ‘codo del tenista’ (ver capítulo correspondiente en anteriores publicaciones) es mucho menos frecuente.

Su nombre nos indica que se presenta en algunos deportes como el golf, lanzamiento de jabalina, etc. Pero también puede aparecer en trabajadores con oficios manuales, como mecánicos, carpinteros, electricistas, etc. que realizan movimientos de antebrazo, muñeca y mano de forma repetitiva y varias horas al día.

Suele darse entre edades comprendidas entre los cuarenta y cincuenta años  afectando principalmente al miembro dominante. Tantos hombres como mujeres la padecen por igual, no encontramos documentación que nos cuente lo contrario.

El estilo  de ejecución del deporte es un condicionante, como en muchos deportes, de la posibilidad de lesionarse. Lo mismo ocurre en las posiciones y gestos en los trabajos y actividades de la vida diaria.

Recibe también el nombre de Síndrome del pronador-flexor. La epitrocleitis o epicondilitis medial se caracteriza por dolor en la parte interna del codo, parte pegada a nuestro cuerpo, sobre la epitróclea , que es la prominencia ósea en la parte interna del extremo distal del húmero, debido al sobreuso o estrés repetitivo de la inserción muscular de pronadores y flexores en esta zona.

epitrocleitis-04

Es la inflamación de las inserciones tendinosas de los músculos flexores de la muñeca y de los dedos a nivel de la epitróclea: pronador redondo, palmar mayor, flexor común superficial de los dedos y cubital anterior…

¿Entonces por qué se produce la epitrocleitis?

La epitróclea es el origen del grupo muscular encargado de flexionar la muñeca y los dedos, y de pronar el antebrazo, es decir, dejar la palma de la mano mirando hacia abajo, girar la palma internamente.

En esta zona se produciría la lesión, sobre todo en el origen del músculo pronador redondo y flexor radial del carpo. Y ocurre que el resto del grupo muscular también puede verse afectado por la causa principal del sobreuso o estrés repetitivo en esta región músculo-tendinosa, en la cual empieza un proceso inflamatorio que sigue evolucionando a una degeneración tendinosa por  las micro roturas tendinosas y a una reparación lenta que no llega a recuperar las zonas afectadas. Por tanto, como en otras lesiones por sobreuso que ya hemos visto, pensamos que el proceso final es una degeneración, no una inflamación. Típico debate en este tipo estudios.

Epitrocleitis y sus síntomas más característicos.

El dolor de aparición paulatina es el síntoma más común de la presencia de epitrocleitis. Y está localizado en la parte medial del codo, en la denominada Epitróclea, pero podemos encontrar dolor irradiado en hombro y mano. Y se acentúa  en los movimientos de girar la mano hacia abajo y en la flexión tanto activa como resistida de la muñeca. Y el paciente refiere signos de debilidad en la extremidad aunque el rango de movilidad suele ser normal.

Por ejemplo nos cuenta que tiene dolor al apretar la mano en el saludo, al dar la vuelta a objetos, jugar al golf, etc. y señala el punto de dolor con un dedo sobre la epitróclea. Y su palpación directa sobre la zona es dolorosa.

epitrocleitis-06

Técnicas de trabajo para la epitrocleitis.

La Osteopatía en la Epitrocleitis.

El paciente viene a nuestra consulta diagnosticado de epitrocleitis y necesitamos saber que los huesos del codo están libres de formaciones anormales como depósitos de calcio en los tendones lesionados.

Generalmente el médico le recomienda rayos X, resonancia magnética o ecografías donde encontramos alteración de tendón total o algunas de sus fibras de colágeno.

Nosotros siempre haremos una valoración comparativa del lado contrario al afecto.

Valoraríamos primeramente la posibilidad de dismetrías cervicales, en codo y muñeca como hemos dicho en otros artículos. El paciente es un todo, no nos tenemos que centrar en una parte de este (Uno de los puntos principales de la Osteopatía).

Para ampliar información al respecto ver el articulo (Codo de golfista)

Otras técnicas de trabajo para la Epitrocleitis.

  • Trabajaríamos mediante drenaje linfático manual la zona edematizada para aumentar el trofismo y acortar el tiempo de recuperación.
  • Realizaríamos unos minutos de cyriax en el punto de la epitróclea para estimular el tejido dañado con la mano y antebrazo del paciente en  supinación.
  • Aplicaríamos hielo dependiendo de la etapa de recuperación en la que nos encontremos para el bienestar del paciente y podríamos dejar puesta una estabilización mediante vendaje neuromuscular.
  • Recomendamos como hemos dicho anteriormente reposo relativo, esencialmente en la fase aguada del dolor.

Vendaje Neuromuscular para la Epitrocleitis.

Necesitaremos dos tiras, una en Y, para tratar un caso crónico y esperamos conseguir relajación, y otra en I para la corrección mecánica.

Ponemos la primera tira de inserción a origen para conseguir la relajación de los músculos epitrocleares.

Paciente sentado en la camilla ponemos la base de la tira con el brazo en posición fisiológica sobre la estiloides cubital y extendiendo el codo con flexión dorsal y desviación cubital. Y cada una de las colas que hemos cortado previamente rodeará la zona de la musculatura epitroclear con una tensión del 25 por ciento.

epitrocleitis-08

La tira segunda, de corrección mecánica, se pondrá para descargar la zona y para ponerla pedimos al paciente que haga presión flexionando su muñeca contraresistencia a nuestra fuerza y así de esta manera sabremos cual es la zona donde menos le molesta al paciente. Es en esta posición donde pondríamos la base de la tira y el resto de esta sin tensión para que descargue.

Por ejemplo si al paciente le molesta menos en una posición de máxima extensión de la muñeca es esta la posición para colocar la tira mecánica.

epitrocleitis-17

epitrocleitis-16

Ejercicios excéntricos para la epitrocleitis.

Como contamos en otras publicaciones, los ejercicios domiciliarios son parte importante en la mejora de cualquier problema y por tanto también para la epitrocleitis.

Como en la epitrocleitis lo que se afectado principalmente es el origen de los músculos flexores de muñeca, el principal ejercicio que recomendamos y el que es más usado para una mejor recuperación por los buenos resultados que presentan en nuestros pacientes es el siguiente:

Paciente sentado con antebrazo apoyado en el borde de la mesa y un pequeño peso de un kilo o lo que nos sugiera el especialista pertinente.

Sujetamos el peso con la palma de la mano hacia arriba, hacia el techo. Podemos pedir que cojan en sus casas por ejemplo un kilo de arroz, una botellita de agua, goma de resistencia,… si el paciente no dispusiese de ninguna pesa.

Dependiendo de la persona, patología, etc. iremos variando ese peso.

Pediremos una flexión palmar de muñeca ayudándonos con la otra mano, haciendo con este gesto el movimiento concéntrico. El paciente debe ejecutar lentamente el movimiento de flexión dorsal de manera lenta resistiendo el peso, que sería el movimiento excéntrico de los flexores de muñeca.

Con las gomas de resistencia emplearíamos la misma posición del paciente y su mano sobresale ligeramente de la mesa para sujetar un extremo de la goma en su mano y el otro extremo atado en el pie o superficie resistente que pueda soportar la presión. Y como en el caso anterior el paciente sube con su mano contraria la flexión palmar y baja lentamente contra resistencia la flexión dorsal, controlando en todo momento el movimiento.

Nosotros aconsejamos mejor los pesos ya que es más fácil de controlar por parte del paciente.

epitrocleitis-13

epitrocleitis-10

Autoestiramiento para la epitrocleitis.

Paciente en bipedestación con las palmas de la mano apoyadas en la camilla. Pedimos ponga las puntas de los dedos mirando al frente y a continuación tiene que ejecutar una rotación hacia exterior terminando con las puntas de los dedos mirando hacia el paciente o enfrentándose entre ellas. Hasta encontrar un punto molesto, de tensión , sin dolor,  que mantendremos durante 15 o 20 segundos.

Este estiramiento debe realizarse varias veces al día y según las recomendaciones del especialista que nos asista en este momento.

epitrocleitis-18

epitrocleitis-14

Estiramiento nervio mediano.

epitrocleitis-12

El nervio mediano se ve afectado en esta alteración. Se afecta tanto en epitrocleitis como en epicondilitis. Aconsejamos tener relajada la zona del recorrido de este ya que su presión nos hará tener problemas de sensibilidad en la zona que inerva, que es el codo.

 

Paciente sentado o en bipedestación, hacemos tres movimientos conjuntos que son extensión de codo, extensión de muñeca y laterización contralateral de la zona cervical. Deberá notar tensión, no provocando dolor. Mantendrá unos 20 segundos o hasta que note que la tensión disminuye. Y el número de repeticiones será de unas tres. Siempre recomendados estos intervalos de series y repeticiones, como siempre siga las indicaciones del especialista que le está ayudando en su problema.

 

 

Prevención contra la epitrocleitis.

La prevención es sin duda alguna el mejor paso para no padecer y mejorar los síntomas de la epitrocleitis.

Esta prevención estaría formada por dos partes importantes que son el fortalecimiento muscular y los estiramientos protocolizados de la musculatura afectada de la flexión  del antebrazo. Destacando también el acondicionamiento  técnico del material de trabajo o deportivo ayudando a prevenir recaídas.

En jugadores de golf hay que pedir asesoramiento en cuanto a  la técnica de agarre, golpeo, el modelo de sus palos, etc.

La prevención se basará en conservar la integridad del colágeno y no deteriorarlo, a esto lo llamamos evitar los microtraumatismos de repetición evitando movimientos repetitivos de lesión.

Conclusiones.

Esperamos que os haya gustado el artículo y que de esta forma tengáis algo más de conocimiento sobre la epitrocleitis con distintas técnicas de tratarla y prevenirla.