Estiramiento del Piramidal.

En el artículo de hoy vamos a hablar de cómo realizar un estiramiento del piramidal o piriforme. Os enseñaremos como se realiza el estiramiento del piramidal en clínica a través de un terapeuta y la forma autónoma para que vosotros podáis en cualquier momento poder estirar este músculo.

En el artículo anterior, os comentamos donde se encuentra este músculo, cuáles son sus orígenes e inserciones y por tanto cuales son los movimientos que este músculo realiza. Es importante que tengáis presente esto o que veías el artículo del piramidal para que entendáis con facilidad porque se hace el estiramiento de una forma u otra.

También os daremos una pequeña noción de cómo podemos intentar averiguar si hay algún problema en este músculo.

Estiramiento del piramidal realizado por un terapeuta.

Primeramente lo que os queremos enseñar es como un terapeuta realiza un estiramiento del piramidal  a un paciente cuando va a consulta. Esto os podrá servir para dos cosas, una de ellas muy importante.

  • Para que si os tienen que hacer un estiramiento del piramidal, sepáis por lo menos una de las técnicas que hay.
  • Y la importante, que si en algún momento tenéis que realizar el estiramiento del piramidal vosotros a alguien, lo habréis visto alguna vez y os sea mucho más sencillo.

Como comentamos en el artículo anterior, hay que tener muy presente que el piramidal es un músculo que en una posición realiza rotación externa de cadera y en otra realiza rotación interna de cadera. En los próximos puntos veréis como dependiendo de esta posición debemos de realizar un movimiento u otro para estirar correctamente este músculo.

estiramiento-del-piramidal

Paso a paso para entender el estiramiento del piramidal.

Vamos a fijarnos inicialmente cual es el piramidal  que queremos estirar, una vez hecho esto, vamos a ir paso por paso para que se comprenda como podemos estirar a esta persona este músculo.

Fijándonos por ejemplo en el piramidal  izquierdo, sabemos que aparte de ayudar a la extensión de cadera,  y la abducción de la misma, principalmente es un rotador externo de cadera en posición anatómica.

Pues una vez entendido esto, el estiramiento que debemos de realizar con respecto a este músculo es realizar todo lo contrario a su acción.

Como podéis ver en la imagen que tenéis un poco más arriba, en ella os enseñamos como realizar el estiramiento del piramidal a una persona que a continuación os detallamos.

  • Colocamos a la persona en decúbito prono en la camilla (boca abajo).
  • Fijaremos la cadera izquierda con una de nuestras manos, poniendo esta sobre la articulación sacroiliaca.
  • Pedimos a la persona que realice una flexión de la pierna.
  • Introducimos la mano por debajo del pie y sujetamos este con nuestro antebrazo y apoyamos nuestra mano en el gemelo de la persona.
  • Por último tiramos hacia afuera, produciendo una rotación interna de cadera para estirar completamente el músculo.

Nota: Se puede pedir a la persona que realice una aducción de la pierna al hacer el estiramiento para estirar más fibras, siempre y cuando no sea doloroso para la persona.

Si queremos realizar un estiramiento del piramidal más intenso, en medio del estiramiento, podemos pedir a la persona que contraiga el músculo (que realice una rotación externa de cadera), en ese instante evitamos que haga su movimiento poniendo resistencia y cuando pidamos la relajación del mismo ganamos un pelín más de amplitud.

Importante: Este punto, evitar hacerlo si no sois profesionales ya que hay que tener cierta pericia y control para realizarlo sin que produzca cierta molestia a la persona.

Si queréis realizar este estiramiento a alguien y no disponéis de una camilla como si existe en consulta, podéis hacerlo por ejemplo en el suelo poniendo algo acolchado para que no sea molesto.

De esta forma conseguiremos realizar un correcto estiramiento del piramidal.

estiramiento-del-piramidal-auto

¿Cómo realizar un estiramiento del piramidal de forma autónoma?

Imaginemos que hemos estado haciendo ejercicio, como por ejemplo correr,  en el que por tanto nuestro piramidal del lado izquierdo ha estado trabajando y que para evitar problemas queremos estirarlo.

¿Qué podemos hacer de forma autónoma para poder realizar un estiramiento del piramidal? Muy sencillo, hay varias formas pero creemos que os la que os enseñamos en la imagen es la que mejor resultados da.

Nos colocamos medio tumbados como muestra la imagen,  flexionamos la pierna contraria a la que queremos estirar el piramidal, la pierna donde queremos realizar el estiramiento del piramidal la subimos sobre esta, apoyando el tobillo cerca de la rodilla, nos tumbamos completamente y llevamos la pierna flexionado lo máximo posible hacia el pecho. De esta forma estamos realizando una rotación externa de cadera de la pierna que queremos estirar, que como os comentamos es el movimiento contrario al que realiza el piramidal y por tanto lo estiramos.

Como siempre el estiramiento durará 10 a 15 segundos y se podrá repetir de 2 a 3 veces aumentando sobre todo la rotación de la pierna a estirar.

¿Para qué nos puede servir el estiramiento del piramidal y como detectar un acortamiento de éste?

Una de las partes importantes del estiramiento del piramidal es conseguir que las fibras, que durante un tiempo se han estado contrayendo continuamente al realizar cualquier tipo de ejerció en las que tuvieran que actuar, como por ejemplo correr, vuelvan a su estado normal y no sufran un acortamiento de las mismas y que puedan por tanto presentar alguna molestia en la persona.

Otra de las partes importante y que ya comentamos en artículos anteriores, es el mero hecho de que si realizamos el estiramiento de un músculo y luego realizamos un estiramiento del músculo del otro lado y comprobamos que existe una barrera motriz que aparece antes a comparación con el otro, nos está indicando de que ya existe un acortamiento de ciertas fibras de ese músculo y que por tanto tenemos que continuar con el estiramiento para que estas fibras vuelvan a su estado normal y evitar de esta manera que puedan presentar molestias en la persona en algún momento.

Si estando en bipedestación o tumbado vemos que uno de los pies esta rotado hacia fuera más que otro, esto nos puede dar una pequeña pista para poder pensar que exista algún acortamiento del músculo piramidal de esa pierna.

Este estiramiento es muy recomendable en personas que sufren de su zona lumbar y molestias en la zona glútea principalmente.

Resumen.

En este articulo hemos continuado explicando el piramidal haciendo hincapié en como poder estirar correctamente este músculo de forma autónoma o realizado por otra persona. En los próximos artículos hablaremos del tensor de la fascia lata y luego haremos otro artículo amplio de cómo realizar el estiramiento del tensor de la fascia lata, un músculo muy importante y que está presente en problemas de  trocanteritis (bursitis trocantérica y bursitis trocantérea), y sobre todo en el síndrome que lleva su nombre “síndrome de la cintilla iliotibial o rodilla del corredor” del cuál hablaremos en un futuro.