Tendinitis de Quervain experiencia personal

En el artículo de hoy os vamos a hablar de la tendinitis de Quervain. En este artículo os vamos a contar que es la tendinitis de Quervain, los síntomas que se siente si la sufres y que pasos se hicieron para mejorar de este problema. Todo este articulo esta contado desde mi experiencia propia, pues la tendinitis de Quervain es una de las más típicas lesiones que solemos sufrir los profesionales de las terapias manuales que realizamos osteopatía o masajes.

Tendinitis de Quervain. Una pequeña introducción.

Quervain, Fritz. Introducción.

Como muchos podéis intuir, el nombre de la tendinitis de Quervain lleva implícito el nombre de la persona que escribió sobre este problema, que no es otro que Fritz de Quervain.

Fue un cirujano, que aparte de escribir sobre este problema, escribió bastante sobre problemas de tiroides.

Si queréis saber algo más, aquí tenéis un enlace a la wikipedia para poder ampliar algo de información con respecto a Fritz de Quervain.

Músculos afectados en la tendinitis de Quervain.

La tendinitis de Quervain se produce en el pulgar, también la podemos encontrar o ser diagnosticada por el nombre de tenosinovitis de Quervain o Tenosinovitis de estiloides radial.

Los músculos que sufren esta inflamación son el abductor largo del pulgar y el extensor corto del primer dedo.

Aquí os dejo una imagen de estos 2 músculos para que sepáis su localización y por tanto donde suele presentarse principalmente las molestias o dolor, aunque en algunos casos éste se desplace más hacia debajo de la tabaquera anatómica.

tendinitis-de-quervain-musculos

Profesiones más afectadas por la tendinitis de Quervain.

Como es he comentado antes en la introducción, la tendinitis de Quervain se suele producir por continuas repeticiones, con o sin resistencia de los movimientos de los músculos del primer dedo.

Son muchas las profesiones en las que la utilización del dedo pulgar es muy continua, como por ejemplo en nuestro caso,  pues en el trabajo de las terapias manuales en casi todas las sesiones que realizamos por no decir en todas, el dedo pulgar lo utilizamos para relajar la musculatura, inhibirla, etc.

En las profesiones donde más probabilidades tienen de sufrir el problema de la tendinitis de Quervain  a parte de la de Osteópata o masajistas, son la de electricista, dibujante, carpintero.

Cabe destacar, que en hoy en día, la gente empieza a sufrir tendinitis de Quervain por el uso continuado de la mensajería instantánea en los móviles y en el continuo uso de los mandos de la consola, ya que implica un movimiento constante y repetitivo del dedo pulgar. Es curioso lo que un chico al que ayude en su tendinitis de Quervain el mismo bautizo con el nombre de “síndrome del wasap” (que me hizo mucha gracia, por cierto) ya que él joven decía estaba todo el día con este sistema de mensajería instantánea.

¿Qué se siente si sufres una tendinitis de Quervain y por qué me apareció en mi caso?

Porque me apareció la tendinitis de Quervain.

Pues yo creo que fue, por no poder hacer las recomendaciones que yo siempre mando a la gente que viene a verme, ya que hasta la fecha jamás había sufrido una tendinitis de Quervain y os cuento el porqué.

Como en cualquier trabajo o profesión siempre de realizar un esfuerzo, al igual que cuando salimos a correr es bueno estirar, yo antes de empezar a trabajar con mis manos y al terminar la terapia manual siempre estiro, reservo 5 minutos entre sesión y sesión para realizar estos estiramientos para evitar posibles problemas como la tendinitis de Quervain.

¿Qué ocurrió? Pues veréis, durante 2 semanas tuve que cubrir la gente que mi compañero de trabajo trataba al día, tenía anotado las problemas y técnicas que el utilizaba para cada persona, pero claro, para hacer un buen trabajo osteopático hay que mirar el cuerpo como un todo y si tenía un chico con problema de codo, pues también le miraba el hombro y el cuello (Como os hemos contado en anteriores artículos.) Al tener el doble de gente que tratar y al hacerlo bien, no estire nada de nada y empecé a notar molestias.

Estas molestias fueron aumentando día a día, hasta que el dolor era casi insoportable, menos mal que me trataba diariamente la musculatura al terminar el día para poder seguir así durante las 3 semanas que estuvo mi compañero de vacaciones y volver a mi ritmo habitual para empezar a mejorar poco a poco aun siguiendo trabajando cuando debería tener algo de reposo.

Cuáles son los síntomas que se sienten en la tendinitis de Quervain.

El síntoma más claro en una tendinitis de Quervain es el dolor que aparece en el pulgar, cualquier acción que quieras realizar con este supone una gran molestia.

Mi dolor era concretamente en la zona de la tabaquera anatómica, un dolor que aumentaba a la hora de utilizar mi pulgar para poder tratar a la gente. El dolor es tan inoperante, que en mi caso el simple hecho de intentar abrir el tapón de una botella era imposible ya que no tenía fuerza y el dolor era muy muy grande.

¿De qué dos formas me traté la tendinitis de Quervain?

Como mejoré la primera vez de la tendinitis de Quervain.

En primera instancia, como os he comentado anteriormente, yo empecé a sufrir los problemas de la tendinitis de Quervain por un aumento del trabajo y no realizar los estiramientos que habitualmente hacia. Como el nivel de trabajo era alto y no podía dejar de trabajar, al final de cada día lo que realizaba era los estiramientos específicos para el pulgar y masaje trasversal profundo en los 2 músculos principales que notaba que estaban inflamados, el abductor largo del pulgar y el extensor corto del primer dedo.

Así todos los días, y los fines de semana evitando utilizar el pulgar. De esta forma conseguí sobrellevar la tendinitis de Quervain durante el tiempo que cubrí a mi compañero y posteriormente, seguí con los estiramientos, el masaje y algo más de reposo en su uso, hasta que finalmente ya casi dejo de molestarme.

Como solucioné mi segunda recaída de tendinitis de Quervain.

Pues después de sufrir la primera tendinitis de Quervain y ayudarme a mí mismo a mejorar de ella, realizamos el evento solidario en San Martín de la Vega en beneficio del comedor social. En ese día tratamos a mucha gente sin apenas descansar, y mis pulgares sufrían bastante y yo sentía que no estaba al 100% recuperado del todo de la tendinitis de Quervain, y claro está al 9º masaje seguido empezaron nuevamente los síntomas, pero esta vez sentía que era más intenso que la otra vez.

Lógicamente lo que no iba a hacer era parar y menos por una causa solidaria, así que una vez finalizado el día, mi compañera me puso vendaje neuromuscular que es toda una experta en él.

Los días siguientes estuve algo mejor, pero con el ritmo de trabajo tampoco mejoraba del todo, así que aparte del vendaje neuromuscular que me ponía mi compañera y la corrección osteopática en la muñeca que me practico, añadí algo de acupuntura.

tendinitis-de-quervain-taping-1

 

tendinitis-de-quervain-taping

Una semana después del evento solidario y no dejando de trabajar pues debería tomar algo de reposo, seguí realizando los estiramientos, llevaba el vendaje neuromuscular y me practicaba la acupuntura.

Pues al fin conseguí que por fin el pulgar me dejara de molestar y le dije adiós a la tendinitis de Quervain.

Conclusiones sobre la tendinitis de Quervain.

Una vez tienes los síntomas o te han diagnosticado la tendinitis de Quervain, lo importante es intentar hacer un poco de reposo con el pulgar y usarlo lo menos posibles y seguir las indicaciones del especialista.

Si a esto lo complementas con los estiramientos, masaje, osteopatía o acupuntura, la ayuda para mejorar de la tendinitis de Quervain será mayor.

Así que está fue mi experiencia personal que espero os sirva de ayuda, sobre todo para que veáis que hay muchas técnicas para ayudarnos a nuestros problemas y no solo para la tendinitis de Quervain. Pero sobre todo, que si realizas estiramientos y todos los consejos posibles para tu trabajo o actividad vas a prevenir muchas dolencias o molestias.

En el próximo artículo entraremos más en profundidad en las distintas técnicas que existen para ayudarnos en la tendinitis de Quervain, esperamos que sea de vuestro agrado.