Masaje de pies. ¡Bendito masaje!

En el artículo de hoy vamos a hablar del maravilloso masaje de pies, un masaje que para la mayoría de la gente es el que más confort y bienestar produce en su persona. Es cada día, uno de los masajes que con más asiduidad nos solicita la gente para buscar relajación y eliminar tensiones.

Es un masaje que especialmente agradecen las mujeres y que son las que más lo solicitan, ya que ellas con el continuo cambio de calzado, formas y alturas del tacón son las que más molestias tienen en ellos, por eso a la hora de recibirlo y sentir esa liberación nos comenta que es como algo “Bendito”.

Especialmente vamos a contar los beneficios de un masaje de pies, el porqué es tan estimulante y gratificante para la persona que lo recibe y aprovechando que en los artículos anteriores ya os hemos contado muchas técnicas de masaje (“Quiromasaje. Técnicas de Masaje.” Y en el artículo “Quiromasaje. Técnica de Masaje (II) “), y por ultimo os daremos a conocer como podría ser este tipo de masaje desde ese enfoque.

Masaje de pies. ¿Qué es?

Como su propia palabra indica, el masaje de pies, es el masaje que se recibe en el pie, pero no solo en la planta del pie como nos ha comentado mucha gente.

Muchas veces han venido a darse un masaje de pies, y al terminar la sesión nos han dicho. “Vaya, esto sí que es un buen masaje de pies, habitualmente me echaban cremita en la planta y nada más”

Cuando se realiza un buen masaje de pies, este se da por la planta, las zonas laterales, la parte del talón hasta el tendón de Aquiles (donde más se libera tensión y se agradece) y por el empeine hasta llegar a los dedos y terminar nuevamente en la planta (donde finalmente se siente mayor placer), y así es como es un buen masaje de pies.

El masaje de pies se puede dar tanto con algún aparato o simplemente con las manos, nosotros preferiblemente preferimos hacerlo siempre con las manos ya que suele ser más gratificante para la persona a quien se lo estás dando.

masaje-de-pies_reflexologia

¿Cuáles son los beneficios de un masaje de pies?

Como en todo masaje, y en un masaje de pies no va a ser diferente, lo que se quiere hacer es reactivar la circulación sanguínea de la zona y liberar esta zona de las tensiones que esta pueda tener. Pues hay que tener muy en cuenta, que nuestros pies es la zona que más presión existe porque en ellos soportamos todo el peso de nuestro cuerpo.

Habitualmente en gente que realiza mucho ejercicio físico o por su puesto de trabajo o su ritmo de vida tiene que estar mucho tiempo de pie, al final de la jornada suele presentar unas pequeñas molestias o dolencias que con un simple masaje de pies se puede eliminar.

Estos beneficios que nos reporta el masaje de pies pueden ser ampliados si lo que recibimos es una sesión de reflexología podal (Terapia especial en los pies) por la cual se puede activar y regular otras partes de nuestro cuerpo.

¿Por qué el masaje de pies es tan gratificante?

Como os hemos comentado en los beneficios, con el masaje de pies conseguimos eliminar esas tensiones y por tanto producir una gran relajación. El masaje de pies crea una relajación general que es percibida casi instantáneamente por todo el cuerpo. Ya que según comenta mucha gente, se relaciona a la finalización del día y por tanto a la propia predisposición del cuerpo a relajarse. Pero lo que principalmente sucede es la activación, regulación o relajación de otras partes de cuerpo, a través de estímulos en el pie que se reflejan en diferentes partes del cuerpo (Reflexología podal).

Es sabido que esta sensación de liberación y gratificación es de mayor intensidad en las mujeres, pero a día de hoy no hay una teoría firme de porque esto es así, solo simple conjeturas al respecto.

Protocolo estándar de un masaje de pies.

En este apartado, os vamos a dar un protocolo estándar de cómo es un masaje de pies, es simplemente un protocolo de actuación para dar un masaje de pies, hay miles, y cada profesional suele usar las técnicas que el consideren mejor y en el orden que el crea más conveniente para que la persona que lo recibe obtenga los mayores beneficios posibles. Por eso no os extrañéis si alguna vez recibís un masaje de pies que no sea como nosotros os hemos contando porque como os hemos dicho a miles de formas de dar un buen masaje de pies.

Como ya os comentamos las técnicas de masaje que existen, en este protocolo os vamos a contar las técnicas a usar y porque zonas para dar un buen masaje de pies.

masaje-de-pies-1

Pasos o técnicas para un masaje de pies

En mi caso, siempre prefiero empezar con un pie y luego con otro, hay gente que prefiere ir alternando entre un pie y otro, yo os cuento mi opinión.

Primeramente y como en todo masaje que se precie y no menos en un masaje de pies, comenzaremos con los pases neuro – sedantes, empezando por la zona del empeine hasta la planta del pie.

Posteriormente nos echaremos en las manos una pequeña cantidad de aceite, no mucha ya que la zonas a tratar son pequeñas. Seguidamente empezaremos a realizar unos pequeños amasamientos digitales, desde la planta pasando por los laterales y luego el empeine, en esta zona la presión tiene que ser menor.

Una vez terminado el amasamiento digital, realizaremos los mismos pasos pero esta vez realizaremos un amasamiento nudillar, centrándonos en la zona del tendón de Aquiles para descargar de tensión esta parte.

Cuando hemos finalizado de hacer el amasamiento nudillar, procederemos con el amasamiento con el pulgar, nuevamente empezaremos por la planta del pie, por el centro de esta, los laterales para luego ir a la zona del tendón de Aquiles para descargar más si cabe esta zona, pasaremos al empeine y nuevamente realizaremos el amasamiento con el pulgar por todo la planta del pie.

Una vez realizados los amasamientos, pasaremos a fijarnos en la zona del empeine, en el realizaremos unas percusiones cubital muy suaves con unos vaciados venosos, seguidamente realizaremos unos cuantos surcos, para terminar en esta zona con unos tecleteos y un poquito de vibroterapia.

Pasaremos pues a la zona de los dedos, en estos realizaremos movilizaciones pasivas de estos con un pequeño nivel de tracción para liberar la articulación, pasaremos los dedos entre los espacios de los dedos de los pies, para una mayor relajación (el tacto en esta zona relaja muchísimos a la persona que recibe el masaje de pies).

Por último, para terminar el masaje de pies, realizaremos unos surcos en la planta, acompañados de unas palmadas digitales y finalizando con unos tecleteos y la vibroterapia.

Al finalizar realizaremos nuevamente los pases neuro – sedantes y daremos por concluido el masaje.

Resumen

Pues bien, os hemos contado los beneficios de un masaje de pies, además de una pequeña idea de por qué este tipo de masaje es tan gratificante, para finalizar enseñando como podría ser un masaje de pies. En el próximo artículo hablaremos del masaje de espalda.