Masaje en la Playa. ¿Bueno o Malo?

En el artículo de hoy vamos a hablar del masaje en la playa que tenemos a nuestro alcance en casi todas las playas de nuestro país.

Durante los meses de Julio y Agosto mucha gente me escribió preguntándome, cuál era mi opinión de darse un masaje en la playa o no, ya que habían oído que no era aconsejable de ninguna manera.

Vamos a hablar de lo que es “un masaje”, nada de tratamientos terapéuticos ni nada por el estilo, para eso hay que ir a la consulta del profesional correspondiente para que nos ayude en nuestro problema.

Yo personalmente nunca me he dado un masaje en la playa, se de amigos y conocidos que sí, pero para dar una humilde opinión al respecto necesitaba probarlo por mí mismo.

Masaje en la playa. Puntos de observación.

Lo primero que hice fue comentarle a mi mujer que este año me gustaría ver que tal es eso del masaje en la playa y que en vez de ir a la zona de la playa donde siempre nos ponemos que fuéramos a una donde habitualmente pasa gente ofreciéndonos el típico masaje en la playa con más asiduidad porque quería ver antes de probarlo cómo es este masaje en la playa que ofrecen.

Tenía en mente varias cosas que quería observar al respecto.

  • La higiene de la persona que iba a dar el masaje en la playa.
  • Ver si tenían ciertas habilidades para dar un masaje, principalmente el movimiento de los dedos  y como movía las manos, más o menos para ver las técnicas de masaje que utilizaban.
  • Que les contaban a la gente que se iban a dar el masaje en la playa.

Así que con esa intención estuve atento para ver cómo era ese masaje en la playa.

Masaje-en-la-playa-masaje

Masaje en la playa. Días de Observación.

Primer día de observación de un masaje en la playa.

En el primer día varias veces pasaron por donde yo estaba para que me diera el masaje en la playa. En primera instancia solo quería observar los puntos que os he comentado anteriormente, así que de momento dijimos que no.

En este día solo vi cerca de donde estaba una persona que accedió a darse el masaje en la playa, la primera persona que vi y que siendo sinceros me dio poco de pudor.

Una vez que la persona accedió a darse el masaje en la playa, le indico que se tumbara y ala directamente se hecho una crema en las manos y empezó a masajear a la persona, la verdad que no movía bien las manos, estaba desincronizado en los movimientos y no eran armónicos, estuvo 20 minutos y se fue.

Mi primera impresión fue que por nada del mundo mi iba a dejar dar un masaje en la playa por esa persona.

Segundo día observando el masaje en la playa.

El segundo le dedique nuevamente a observar, vi nuevamente al joven que dio el masaje el día anterior, como vi lo que hizo me centre en otras personas, en este caso en una joven de no más de veintitantos años, que casualmente dio el masaje en la playa a un joven que estaba a 3 metros de mi.

La impresión fue completamente distinta a la del otro día. Esta joven saco un trapito para quitar la arenilla del cuerpo del joven, saco una botella de agua con la que se aclaró las manos y posteriormente un tarrito de aceite que por el olor contendría romero.  Esta actitud me produjo gratitud al respecto, ya que la higiene estaba presente en lo que iba a realizar.

Está le índico al joven que se pusiera boca abajo (decúbito prono), le empezó a untar aceite que llevaba romero (había acertado por el olor) desde las piernas hasta el cuello, una vez untado el aceite en el cuerpo del joven, empezó a darle el masaje en la playa.

Empezó por las piernas, subiendo a los muslos, zona lumbar, zona dorsal y cuello, cuando llego a esta última zona pidió al joven que se sentara, y empezó a masajear nuevamente el cuello, para a continuación centrarse en el hombro, el brazo y el antebrazo, y finalmente terminar en los dedos de las manos. Aproximadamente estuvo unos 30minutos.

En esos 30 minutos, se veía que la chica si que sabía dar un masaje, sus movimientos eran armónicos y sincronizados, a simple vista parecía que mantenía siempre la misma intensidad. Lo más importante de todo en mi observación es como iba cambiando las manos para ir realizando una técnica u otra, empezaba con amasamientos (un par de ellos) luego realizaba percusiones y surcos en la musculatura del joven y terminando con percusiones o palmadas dependiendo la zona.

Mi impresión sinceramente fue bastante buena hacia esta joven, nada comparado a la que tuve con respecto al otro chico el día anterior.

masaje-en-la-playa

Tercer día y accedo a realizarme el masaje en la playa.

Pues bien, el tercer día nos encontramos en la playa e inicialmente pasa el joven del primer día, como podréis imaginar cuando paso a mi lado ofreciéndome sus servicios le dije que no, pero sí que estaba pendiente de la joven del día anterior ya que decidí que quería hablar y seguramente probar en el masaje en la playa y sacar personalmente y no de la observación una opinión con más criterio.

Así pues cuando apareció la joven y nos pusimos a hablar le pregunto un par de cosillas a lo que ella me respondió sin ningún problema.

  • ¿Qué tipo de masaje daba? A lo que respondió que era un masaje para quitar tensiones y estar mejor
  • ¿Qué beneficio tendría para mí este masaje?  Me dijo que estaría mejor al estar menos tenso
  • ¿Hay alguna contraindicación para el masaje? Me dijo que no, que es un masaje como el que yo podría dar a mi mujer.
  • Le pregunte por el otro chico si le conocía, y me gusto la respuesta porque me dijo que le veía por aquí pero que no le parecía bien lo que hacía porque no se limpiaba ni nada y que para ella parecía no saber lo que hacía y que eso es malo para la gente que recibe el masaje en la playa y la gente que los da con conocimiento de lo que hace.
  • ¿Donde había aprendido a dar masajes? Me comento que fue su padre quien la enseño.

Me gusto lo que me contó y decidí darme el masaje en la playa. Todo fue como al señor que vi el día anterior, se lavo las mano, me quito la tierra y empezó darme el masaje desde las piernas hasta el cuello y luego los brazos. La verdad que la chica sí que sabía lo que hacía y en mi sí que pude comprobar de primera mano, que su destreza con las manos era tan buena como había visto.

Mi opinión con respecto al masaje en la playa.

Mi humilde opinión es que si os apetece un masaje en la playa os lo deis, por estar en ella o por lo que sea. Eso sí, debéis saber que solo es un masaje que te libera un poco de tensiones y por tanto estas más relajado, ya que no dan distintos masajes. Como me dijo la chica, es un masaje como el que te pueda dar tu pareja o tu a ella, eso sí, desde mi punto de vista y con la experiencia, un masaje con bastante criterio pues esta joven sabía muy bien lo que hacía.

He de decir que no me gusto que no te preguntaran por alergias o alguna otra cosa importante, ya que como os comentamos en un artículo anterior siempre existen contraindicaciones. (Podéis verlas en “El quiromasaje. Sus beneficios y contraindicaciones.”). Por otro lado te tienes que fiar de lo que te dicen o lo que tú puedes ver, ya que no tienen un carnet o algo de que han realizado un curso de masaje o algo al respecto que te garantice que sabe dar un masaje.

En resumen, mi humilde opinión es que si queréis un masajito, como el que te puede dar tu pareja para liberarte un poco las tensiones pues vosotros mismos. Observar y preguntar a gente, por higiene y todo eso, usar el sentido común ante todo.

Lo que si os digo es que si queréis un masaje específico, como un masaje deportivo, relajante, circulatorio, o que necesites ayuda por algún problema que tienes, como os he comentado al principio siempre ir a una consulta. Vosotros sois los que decidís.