Masaje antiestrésEl masaje antiestrés es el indicado para bajar los niveles de estrés que hoy en día sufrimos todos por el ritmo de vida que llevamos.

Solicita un masajista

¿Qué es un masaje antiestrés?

Con este tipo de masaje conseguiremos ir reduciendo los niveles de estrés que nos causan fatiga, insomnio, dolores musculares e incluso dolores de cabeza.

Con un masaje antiestrés, ¿qué podemos conseguir?

En este tipo de masaje el terapeuta ejercerá unos movimientos amplios y con una presión suave, realizando en puntos concretos una presión un poco más intensa para que el estrés vaya disminuyendo al producir relajación sobre el sistema nervioso.  Se realizan por la parte posterior del cuerpo,  espalda y cuello,  principalmente en esta última, ya que en el cuello es donde se localizan más centros de tensión.

También se realiza un masaje craneal para aumentar la circulación sanguínea de la cabeza y de esta forma se consigue reducir los niveles de estrés para lograr que problemas como el insomnio los dolores de cabeza vayan desapareciendo.

¿A quién va dirigido?

Este masaje va dirigido a cualquier tipo de persona, pero sobretodo como bien indica su nombre a cualquier persona que sufra grandes niveles de estrés o está en momentos de mucha tensión.

¿Existe alguna contraindicación para recibir este tipo de masaje?

A continuación os indicamos las contraindicaciones generales que suelen existir a la hora de recibir un masaje y que hay que tener muy en cuenta.

  • Procesos infecciosos o febriles: En caso de enfermedad como gripe o si se tiene fiebre , ya que el sistema inmune esta combatiendo esta proceso infeccioso y con el masaje se puede extender la infección a otras partes del cuerpo. Por tanto es conveniente esperar que la fiebre haya cedido para poder recibir el masaje.
  • Enfermedades como Sida, Lupus, Cáncer: En estos casos nunca se puede recibir un masaje, busque otras terapias alternativas como la acupuntura, bionergética, reiki , ect.
  • Tres primeros meses de embarazo.
  • Hematomas, heridas abiertas, fracturas o roturas fibrilares en la zona a tratar: En estos casos el masaje puede agravar la lesión por tanto está contraindicado, una vez recuperada la rotura del musculo o hueso si que se puede realizar masaje, incluso es conveniente para restablecer el tejido afectado.
  • Infecciones cutáneas o enfermedades contagiosas: Al ser el masaje un tratamiento realizado con las manos no se puede realizar sobre tejido infectado, como puede ser la infección por hongos.
  • Operaciones quirúrgicas recientes. Al igual que en las roturas musculares si la operación es reciente está contraindicado, una vez recuperado de la operación es incluso recomendable.

A parte de las contraindicaciones generales, para este tipo de masaje existen las siguientes contraindicaciones.

  • Personas con hipotensión: En estos casos este masaje no es el indicado ya que uno de los efectos que produce es la bajada de tensión arterial en la persona.

Es muy importante tener en cuenta lo que en este apartado se menciona y si tiene cualquier duda no dude en consultarnos.