Masaje reafirmanteComo bien indica su nombre, el masaje reafirmante está indicado para conseguir un efecto de reafirmación del tejido. Es un masaje cuya principal función es oxigenar y nutrir a través del riego sanguíneo los tejidos afectados.

Solicita un masajista

¿Qué es un masaje reafirmante?

Aunque el masaje reafirmante se puede dar en muchas partes del cuerpo, habitualmente se realiza a niveles de abdomenglúteos y parte posterior del muslo, zonas en la que suele aparecer la denominada “piel de naranja”.

La piel de naranja suele deberse a la vida sedentaria o trabajos en los que la persona se mantiene sentada durante largos periodos de tiempo y por la presión ejercida en esta zona, no se oxigena y nutre de una forma correcta.

Con un masaje reafirmante, ¿qué podemos conseguir?

Con el masaje reafirmante se devuelve a la zona esa falta de nutrientes y oxígeno necesarios, consiguiendo de esta forma reafirmar el tejido y un aspecto más joven de la piel.

En este tipo de masajes se utiliza una crema especial para potenciar la reafirmación del tejido. El un masaje que puede variar de intensidad con el fin de conseguir el efecto deseado.

¿A quién va dirigido?

En la zona del abdomen es un gran complemento, en aquellos casos en que la persona esté realizando una dieta para perder peso, ya que por un lado se consigue mediante el propio masaje una pérdida de volumen sin perder firmeza del tejido y el beneficio añadido de mejorar la digestión y el movimiento peristáltico del intestino.

¿Existe alguna contraindicación para recibir este tipo de masaje?

A continuación os indicamos las contraindicaciones generales que suelen existir a la hora de recibir un masaje y que hay que tener muy en cuenta.

  • Procesos infecciosos o febriles: En caso de enfermedad como gripe o si se tiene fiebre , ya que el sistema inmune esta combatiendo esta proceso infeccioso y con el masaje se puede extender la infección a otras partes del cuerpo. Por tanto es conveniente esperar que la fiebre haya cedido para poder recibir el masaje.
  • Enfermedades como Sida, Lupus, Cáncer: En estos casos nunca se puede recibir un masaje, busque otras terapias alternativas como la acupuntura, bionergética, reiki , ect.
  • Tres primeros meses de embarazo.
  • Hematomas, heridas abiertas, fracturas o roturas fibrilares en la zona a tratar: En estos casos el masaje puede agravar la lesión por tanto está contraindicado, una vez recuperada la rotura del musculo o hueso si que se puede realizar masaje, incluso es conveniente para restablecer el tejido afectado.
  • Infecciones cutáneas o enfermedades contagiosas: Al ser el masaje un tratamiento realizado con las manos no se puede realizar sobre tejido infectado, como puede ser la infección por hongos.
  • Operaciones quirúrgicas recientes. Al igual que en las roturas musculares si la operación es reciente está contraindicado, una vez recuperado de la operación es incluso recomendable.

A parte de las contraindicaciones generales, para este tipo de masaje existen las siguientes contraindicaciones.

  • Personas con osteoporosis graves: En estos casos este masaje no es el indicado ya que al estar la estructura ósea porosa, no es recomendable realizar masajes energéticos que pueden afectar a la estructura ósea.
  • Personas con problemas circulatorios y varices: Al ser un masaje profundo y de intensidad está contraindicado en las zonas con varices, si existen problemas circulatorios puede aparecer hematomas.

Es muy importante tener en cuenta lo que en este apartado se menciona y si tiene cualquier duda no dude en consultarnos.