Para comprender más claramente lo que es la osteopatía visceral hay que saber que los órganos no se encuentran suspendidos en nuestro cuerpo sin ningún tipo de sostén, sino todo lo contrario, se encuentran sostenidos a través de tejido conectivo (ligamentos, músculos, etc.).

¿Qué es la osteopatía visceral?

El músculo diafragmático encargado principalmente en la respiración al contraerse empuja los órganos hacia abajo, y hemos de saber que los órganos tienen que poder tener un movimiento para adaptarse a esta compresión.

Solicita un osteópata

Si este movimiento está restringido por adherencias, tono muscular anormal o desplazamientos, producirá alteraciones en otras partes del organismo (estructuras musculares y óseas, otros órganos o fascias) o viceversa , ya que al verse al organismo como un todo, una alteración músculo-esquelética puede producir limitaciones viscerales o viceversa, un problema visceral puede producir limitaciones músculo-esqueléticas.

Osteopatía visceral en Madrid

Por tanto, la osteopatía visceral va dirigida principalmente a restablecer el equilibrio de los órganos del cuerpo y los tejidos de sostén de éstos.

El osteópata una vez localizadas estas anomalías,  mediante Técnicas Osteopáticas Viscerales  eliminará esas restricciones (tensiones, posiciones anormales, etc.)  dando  al cuerpo, una vez logrado su estado original, la capacidad de alcanzar el equilibrio para autocurarse.

¿Cómo es una sesión con Osteopatía Visceral?

Una sesión con Osteopatía Visceral está formada por tres partes claramente diferenciadas:

  • La primera de ellas es la más importante y común para cualquier tratamiento osteopático, y consiste en el interrogatorio al paciente (¿Cuál es el motivo de la consulta? ¿Qué problemas presenta? ¿Tiene alguna restricción de movilidad o dolor?, etc.) y a partir de éste realizar una exploración física o examen osteopático para determinar el tratamiento a realizar por el terapeuta.
  • La segunda parte consiste en poner en práctica las técnicas adecuadas para devolver al sistema visceral su equilibrio, en este punto el osteópata comenzará siempre por un tratamiento específico del musculo diafragmático y posteriormente con las técnicas específicas de cada una de las vísceras afectadas.
  • Por último, el osteópata le informará al paciente del proceso de recuperación y de la frecuencia de visitas para completar el tratamiento acorde a su recuperación y evolución. Además, si lo considerase necesario, recomendará al paciente unos ejercicios o consejos para que de esta forma el paciente se recupere antes o evite nuevamente los problemas por el cual ha necesitado el tratamiento (posturas, cómo realizar la ingesta de alimentos, respiración, etc.)

¿Qué principales afecciones se tratan con Osteopatía Visceral?

Las principales afecciones que se tratan con osteopatía visceral son:

Gastritis, constipación, dolores abdominales, problemas de reflujo,  hinchazón post ingesta, hernias de hiato, colon irritable, adherencias intestinales, estreñimiento crónico, incluso hipertensión arterial, prolapso de órganos, dolores menstruales, problemas de infertilidad, dolores de espalda, etc.