Periostitis tibial. Kinesiotape.

En el artículo de esta semana os vamos a contar como se pone el vendaje neuromuscular o kinesiotape para una periostitis tibial.

Como siempre os comentamos, y en el caso de la periostitis tibial no es ninguna excepción. El vendaje neuromuscular debe colocarlo gente que tenga conocimientos del mismo y como se suele decir, que sepa a ciencia cierta qué es lo que se hace y porque se hace de una manera u otra.

En fin, aclarado que cada uno es responsable de lo que hace o se deja hacer, os comentamos como podría ser un vendaje neuromuscular para ayudar a mejorar una periostitis tibial

Periostitis tibial. Pasos para un vendaje neuromuscular o kinesiotape.

Para empezar siendo concretos os vamos a reproducir exactamente el vendaje neuromuscular que pusimos en práctica para el joven al que ayudamos en su periostitis tibial y comentamos en el artículo de la semana pasada.

Pasos previos a poner el vendaje neuromuscular a una persona que refiere una periostitis tibial.

Antes de poner directamente el vendaje neuromuscular hay que hacer un trabajo manual como comentamos en el artículo anterior. Eliminar las restricciones y masajear la zona para ayudar a mejorar la periostitis tibial y una vez realizado esto es cuando procederemos a poner el vendaje neuromuscular.

Si ponemos el vendaje neuromuscular directamente sin realizar el trabajo previo antes mencionado los resultados no van a ser lo satisfactorios que esperamos que sean, por tanto siempre habrá que hacer un trabajo manual previo para ayudar a la persona de una forma más eficiente para solventar su problema.

periostitis-tibial

Pasos específicos de cómo poner el vendaje neuromuscular para la periostitis tibial.

Aunque hay distintas maneras os vamos a mostrar la que utilizamos para el chico antes mencionado.

Primeramente mediremos la longitud de la zona tibial de la persona en cuestión y cortaremos la tira un trozo más corta.

Recortamos los extremos del vendaje neuromuscular para dejarlos en forma redondeada. Doblamos por la mitad la tira cortada y realizaremos 5 cortes longitudinales dejando unos 3 dedos del extremo sin cortar, para cuando desdoblemos veamos que existen como unas cuerdecitas.

Pediremos a la persona que tenga la pierna en casi una extensión completa y con el pie un pelín flexionado.

El primer anclaje o extremo lo colocamos sin tensión en la cara anterior del pie, justamente pasada la articulación.

Seguidamente realizamos una tensión del 50% del la tira y vamos pegando por toda la zona tibial, si existe algún punto concreto de más dolor que pueda identificar la persona, a esa altura ampliamos la tensión al 75% y llegando al final fijamos el anclaje sin tensión.

Realizamos fricciones sobre el vendaje neuromuscular para que este quede bien fijado a la piel del paciente.

Podéis fijaros en la imagen adjunta como quedo el vendaje neuromuscular para la periostitis tibial de este joven.

Resumen:

Con estos pasos os hemos contado como pusimos el vendaje neuromuscular para la periostitis tibial de este joven y cuáles son los pasos previos que hay que realizar. Os vemos en el próximo artículo.