Remedios para la tortícolis.

En el artículo de hoy vamos a profundizar principalmente en los remedios para la tortícolis. En el artículo de la semana pasada os enseñamos como se debe puede realiza  un buen masaje “estándar” para un persona que refiere un tortícolis y también las “pautas” que se suelen utilizar en clínica para ayudarte con este problema.

Dentro de los remedios para la tortícolis diferenciaremos 2 tipos de ellos. Los remedios, digamoslo así que son más “preventivos” que otra cosa, y por otro lado los remedios ya “paliativos” para intentar solventar la tortícolis de una mejor manera.

Sin más os contamos los distintos remedios para la tortícolis que esperamos sean de ayuda.

Remedios para la tortícolis “preventivos”.

Como ya hemos comentado en anteriores artículos debemos en la manera de lo posible evitar que nuestra musculatura cervical principalmente sufra lo menos posible, ya que si no la cuidamos como se merece suele ser una de las causas por la que puede aparecernos.

Enumerando los remedios para la tortícolis “preventivos” diríamos que podrían ser estos los más importantes. 

  • La posición a la hora de dormir. Nuestra cama tiene que ser firme y que aguante nuestro peso y no se hunda. Lo mismo ocurre con la almohada, esta no tiene que ser ni alta ni baja. La mejor postura para dormir es la conocida como la posición fetal, que es dormir de forma lateral, con las piernas semiflexionadas o dobladas. Muchas de la gente que viene a consulta por una tortícolis suele referir que duerme boca abajo, una postura en la que la musculatura del cuello permanece contraída durante muchas horas y de ahí el problema. Por tanto evitar de la manera posible dormir en esa postura.
  • Evitar mantener una posición de forma continuada. Como hemos comentado en muchas ocasiones es muy importante no mantener una posición durante un periodo prolongado, por el hecho de que esa musculatura pueda quedarse contraída, por eso es siempre aconsejarse cambiar de posiciones o moverse, principalmente en trabajos de oficina, y más si se trabaja con un ordenador portátil.
  • Realizar ejercicios cervicales. Otro de los remedios para la tortícolis “preventivos” es que cuando tengas un momento es interesante mover el cuello de un lado para otro, tanto a izquierda y derecha como de arriba hacia abajo. Lo que habitualmente identificamos como decir “si” o “no”. Haz pequeños círculos o lateraliza el cuello intentado tocar con la oreja el hombro o al revés, intentar llevar nuestros hombros a las orejas. Haz estos ejercicios de forma relajada y lenta sin que suponga un esfuerzo para tu cuello.
  • Los estiramientos. Aunque en clínica se utiliza mucho el estiramiento para ayudarte con la tortícolis, lo englobamos dentro de los remedios para la tortícolis en forma “preventiva” por el hecho de que si sufres ya este problema, el realizar el estiramiento de forma autónoma puede ser bastante molesto de realizar, así que es interesante hacerlos un par de veces durante el día para prevenir este tipo de problema. Estos serían los músculos más importantes que deberíamos estirar, trapecio, elevador de la escapula o angular del omóplato, el esternocleidomastoideo.

Remedios-para-la-tortícolis-1

Remedios para la tortícolis “paliativos”.

Como ya hemos comentado en anteriores artículos la mejor manera para abordar esta dolencia es el masaje en sí. Es uno de los mejores remedios para la tortícolis a nivel “paliativo” que pueden existir, pero existen otros remedios para la tortícolis si ya la sufres que es bueno que los conozcáis.

  • Calor seco. Como ya comentamos el calor seco es muy importante para ayudar a distensionar las fibras musculares que tenemos en tensión.
  • Ejercicios específicos en casa. Existen muchos pero aquí os describimos un par de ellos .
    • Nos sentamos erguidos en una silla con respaldo recto y posicionamos los brazos extendidos al frente con los dedos estirados y realizamos una antepulsión lenta y mantenida de la cabeza humeral durante unos diez segundos (elevación del brazo hacia arriba).
    • El otro ejercicio seria poner las palmas de las manos tocándose tras el tronco y realizando posterioridad de la cabeza humeral, igualmente durante unos diez segundos.

En ambos casos los hombros deben estar relajados en todo momento.

  • La Acupuntura. Una técnica utilizada por expertos en medicina tradicional china que consiste en la inserción de agujas a través de la piel.

Resumen:

Pues con  este artículo os hemos informado de los distintos remedios para la tortícolis que podemos poner en práctica. Primeramente a un nivel “preventivo” que es el que toda persona tenemos que tener en mente y a nivel “paliativo” cuando ya sufrimos esta dolencia.

En el próximo artículo a petición de gente que nos ha escrito os enseñaremos como poner en práctica la utilización del vendaje neuromuscular para la tortícolis. Intentaremos enseñaros poco a poco como poner en uso esta técnica para que la conozcáis, pero como siempre comentamos, todo lo que os contamos es a nivel informativo, para que sepáis que es y el porqué de su utilización, pero hay que tener muy presente que solo gente cualificada es la que debe poner en práctica el vendaje neuromuscular como las técnicas o cuestiones que os contamos.

Pd: Nuevamente queremos dar las gracias a Luisa por prestarse como modelo para poder tener unas fotos representativas que ayuden a entender como hacer el estiramiento.