Romboides  (Rhomboideus)

En el día de hoy vamos a hablar del músculo romboides, uno de los músculos de la parte posterior de la espalda. Al igual que hicimos la semana pasada con el músculo supraespinoso, vamos a contaros donde se sitúa este músculo en el cuerpo humano, cuáles son sus orígenes e inserciones para que entendáis porque al acortamiento del romboides podemos realizar un movimiento u otro, y entendiendo esto, saber cómo ejercitar este músculo o como estirarlo de forma autónoma.

Como en artículos anteriores utilizaremos términos anatómicos que aunque parezcan complejos inicialmente, siempre los expondremos con un dibujo, para que sin saber mucho de anatomía os pueda ayudar a ver y comprender este músculo.

Por tanto comenzamos definiendo donde se sitúa en el cuerpo nuestro músculo romboides.

Romboides ¿Dónde localizarlo en el cuerpo humano?

El romboides es un músculo que se encuentra en la parte posterior del cuerpo humano, en la zona dorsal, justo entre medias de la columna vertebral (en sus últimas vertebras cervicales y primeras vertebras dorsales) y la escápula.

Como podéis imaginar por el nombre que se le caracteriza, este músculo tiene forma de romboide.

Romboides. Origen e Inserción muscular.

Como os estamos comentando en todos los artículos,  para entender la relación entre el origen e inserción de un músculo os remitimos al artículo del músculo trapecio.

Como os estamos comentando en todos los artículos que estamos hablando de los músculos que más problemas solemos encontrarnos en clínica. Lo más importante que queremos enseñaros es que conozcáis el origen e inserción de los músculos y así sepáis cual es su función y como estirarlo.

Como siempre os contamos, una forma práctica para entender fácilmente el movimiento del supraespinoso, es coger el dibujo de este músculo y plasmar una cuerdecita en el origen e inserción, fijamos uno de los puntos y traemos la cuerda a él. De esta forma podemos ver qué movimiento se producirá a su contracción.

Este músculo es muy fácil de comprender, ya que se encuentra en un solo plano y no es por ejemplo como el deltoides, que pertenece a distintos planos y por tanto ver sus tres dimensiones de movimiento es más complicado.

romboides

Origen e inserción de este músculo.

Existe una peculiaridad con respecto este músculo, ya que en el 95% de las personas está formado por 2 músculos (el romboides mayor y el romboides menor) que están separados por un pequeño intervalo muy pequeñito.

Nosotros os vamos a comentar este músculo es sus dos porciones.

Romboides Menor.

Este musculo está formado por un origen y por una inserción.

  • Origen: El origen se encuentra en las 2 últimas vertebras cervicales (C6 – C7).
  • Inserción: Se inserta en la parte superior del borde interno de la escápula.

Romboides Mayor.

Este musculo está formado por un origen y por una inserción.

  • Origen: El origen se encuentra en las 4 o 5 primeras vertebras dorsales (D1 – D4 o D5).
  • Inserción: Se inserta en el borde interno de la escápula, justo por debajo del romboides menor.

Función o movimientos que realiza el romboides.

La función principal del romboides es realizar la aducción de la escápula y mantener ésta adherida a la pared torácica, también ayuda en la rotación externa de la misma.

En algunos casos, cuando el punto fijo es en la inserción del romboides menor, ayuda a la rotación contralateral del cuello.

¿Cómo detectar un problema en este músculo?

En este apartado os vamos a comentar como poder, a parte de la visualización y algunas técnicas, detectar si el romboides sufre algún problema en sus fibras.

En la medida de lo posible siempre hay que comparar un lado con el otro para cualquier cosa. Al ser un músculo superficial pero  cubierto casi en su totalidad por el trapecio es muy difícil detectar algún problema a la observación muscular. Pero hay 2 pruebas que nos indicaran algún problema en este músculo.

Como siempre la prueba más fiable es el propio estiramiento, si la barrera motriz aparece muy pronto o antes que en el otro romboides nos está dando indicios de un acortamiento en estos. Y por tanto es muy recomendable continuar con el estiramiento.

La otra prueba, es la denominada como “visualización de escapula alada”, en la que se ve a simple vista que la escápula no está adherida a la pared torácica de la persona, sino que se encuentra separada, una de las funciones principales de este músculo.

romboides-estiramiento

¿Cómo realizar un estiramiento del romboides?

Existe una forma muy sencilla en la que estiraremos el máximo número de fibras del romboides.

Pasó a paso para entender el estiramiento de este músculo.

Fijándonos por ejemplo en el romboides derecho y con fijación en el origen, ahora ya sabemos que a la contracción, el romboides realizará una aducción de la escápula.

Pues una vez entendido esto, el estiramiento es realizar todo lo contrario a la acción del músculo, para estirar el romboides derecho del ejemplo, fijaremos sus vertebras dorsales y realizaremos una abducción de la escapula, fijando a la persona y rotando su  hombro derecho hacia la izquierda como muestra la imagen.

De esta forma conseguiremos realizar un correcto estiramiento.

Nota: Si pedimos a la persona realizar una rotación derecha del cuello ayudaremos a estirar un pelín más el romboides menor del lado derecho.

romboides-auto

¿Cómo realizar un autoestiramiento del romboides?

Paciente en bipedestación, realizamos una pequeña flexión del tronco, nos agarramos ambas manos e intentamos llevar estas lo máximo posible hacia adelante, forzando la abducción de ambos romboides. El estiramiento durará 10 a 15 segundos y se podrá repetir de 2 a 3 veces aumentando la tensión al llevar los brazos hacia adelante.

Nota: Tener muy presente este estiramiento ya que el romboides es uno de los músculos más afectados en problemas de dorsalgia o dolor de espalda alta. Si ya tienes molestias puede ser necesario recibir un masaje de espalda.

Resumen.

Pues bien. Hoy os hemos hablado del músculo romboides y os hemos querido enseñar a través de los movimientos que realiza este músculo como poder estirarlo de forma autónoma. En el próximo artículo os hablaremos del pectoral mayor.