Tejido nervioso. Afectaciones principales.

En el artículo de hoy vamos a hablar del tejido nervioso. Os vamos a contar que problemas pueden existir en este tipo de tejido haciendo una pequeña lista de las cosas más comunes o que se suelen detectar en el tejido nervioso dependiendo de qué tipo de afectación se sufre.

Como ya hicimos cuando hablamos de los tejidos blandos y en concreto del tejido epitelial, os contaremos que es lo que habitualmente se suele hacer en consulta cuando una persona viene con un problema en el tejido nervioso. De esta manera os intentaremos dar una visión de qué es o cómo debemos actuar en estos casos y qué tipo de ayuda podemos dar a la persona que viene a vernos.

Tejido nervioso. Las afectaciones que nos solemos encontrar.

Las afectaciones que más nos solemos encontrar o mejor dicho, las lesiones con las que suelen venir a consulta la mayoría de la gente sobre el tejido nervioso es la afectación de los denominados nervios periféricos tras lesiones de cualquier tipo.

Estas afectaciones en los nervios periféricos pueden deberse a distintas índoles, las más comunes suele ser por problemas en el paso de los túneles o en los desfiladeros, pero cabe tener en cuenta que se pueden deber incluso desde la salida de una de las raíces nerviosas.

¿Qué afectaciones se dan principalmente en los nervios periféricos del tejido nervioso?

Para saber el nivel de afectación en los nervios nos vamos a centrar en lo que decía Sir. Herbert Seddon, el cual nos daba la siguiente clasificación por nivel de afectación en el tejido nervioso.

Primeramente hablaremos de la Neuropraxia: Esta es la lesión más leve que se da en el tejido nervioso que se produce cuando se distorsiona la mielina y provoca lo que conocemos como un bloqueo focal en la conducción de esta. En ella no vemos una alteración en si anatómica (si en la mielina) dándose una afectación motora y sensitiva principalmente.

En segundo lugar encontramos la Axonotmesis: Se denomina de esta forma a la ruptura de axones y la envoltura de la mielina, pero los tejidos circundantes permanecen inalterados. A parte de la afectación motora y sensitiva que se produce por esta lesión del tejido nervioso se produce también una afectación autónoma.

En último lugar tenemos la Neurotmesis: Como os podéis imaginar es la interrupción de continuidad del impulso nervioso por la ruptura del axón de una neurona y de su vaina de mielina.

tejido-nervioso-1

¿Cuáles son las causas de cada una de las afectaciones del tejido nervioso? 

Si nos fijamos en los niveles de afectación nombrados anteriormente podremos decir lo siguiente:

En el caso de la Neuropraxia: La afección del tejido nervioso puede deberse por:

  • Una isquemia.
  • Un sobreestiramiento muscular.
  • Algún tipo de desorden metabólico.
  • Alguna enfermedad que produzca una desmielinización.
  • Una compresión mecánica en una zona.

En el caso de la Axonotmesis: La afección del tejido nervioso puede deberse por:

  • Principalmente y en la gran mayoría de los casos es debido a un tramautismo cerrado y fuerte.
  • En otros casos por una compresión prolongada que agrave la Neuropraxia. 

En el caso de la Neurotmesis: La afección del tejido nervioso puede deberse por:

  • En este caso la principal causa es un traumatismo abierto que produzca la ruptura del axón de la neurona.
  • También, en algunos casos, por un traumatismo cerrado de gran fuerza que produce una fibrosis intraneural muy severa. 

Pronostico en una lesión del tejido nervioso.

Como todo pronóstico tenemos que tener en cuenta distintos factores, como son el estado de salud habitual de la persona y la exposición de esta al problema.

Si nos fijamos en la gravedad del problema, en casos como la neuropraxia el tiempo de recuperación puede ser de días o semanas, en cambio en casos de axonotmesis se suelen cuantificar en meses y en la neurotmesis en una intervención quirúrgica.

Que puede hacer un osteópata en las afectaciones del tejido nervioso.

Principalmente lo que se puede hacer en consulta es trabajar principalmente sobre el dolor, aplicando una disminución del trofismo de la piel, eliminando en la medida de lo posible esas alteraciones musculares que existen que puedan favorecer la afectación del tejido nervioso por compresión del nervio.

Se suelen utilizar distintas técnica pero las más utilizadas son las movilizaciones articulares de forma pasiva o activa, dependiendo el caso y de elongaciones pasivas de los nervios.

Existen muchos casos del primer y segundo tipo de afectación del tejido nervioso que detectamos que se deben a compresiones y limitaciones articulares. Así, gente que viene a consulta diagnosticada con síndrome del túnel carpiano o con cervicobraquialgia, al liberarles las limitaciones articulares y compresiones musculares obtienen una mejoría. 

Resumen:

Con este artículo hemos profundizado un poco más en el tejido nervioso, explicando las afecciones, pronósticos y como la osteopatía te puede ayudar. En el próximo artículo hablaremos del tejido conectivo.