¿Qué es un esguince?

Se denomina esguince a la lesión articular en la cual se produce un daño de los ligamentos que le dan estabilidad a la articulación afectada (tobillo, rodilla) sin producirse una luxación de la misma, y dependiendo del grado puede existir rotura o no.

Grado 1: Distensión del ligamento.

Grado 2: Ruptura parcial del ligamento.

Grado 3: Ruptura completa del ligamento.

Está causada principalmente por una elongación brusca de los ligamentos de la articulación en la que se ha realizado un movimiento forzado de ésta.

Se caracteriza por la afectación de una torcedura en la articulación, en la que ha existido un chasquido y debido a esto aparece una inflación, dolor, impotencia funcional y el paciente nota una cierta inestabilidad de ésta.

¿En qué consiste el tratamiento Osteopático?

En este caso el osteópata, procederá a la relajación de los ligamentos afectados, liberación de la rigidez producida en la musculatura adyacente y las técnicas necesarias para la reabsorción del edema que se ha producido.

Además devolverá la movilidad a la articulación afectada restableciendo su equilibrio y disminuyendo el tiempo de recuperación.

En esguinces de tobillo es muy importante devolver la funcionalidad estructural al astrágalo, de esta forma evitará la aparición de “esguinces mal curados” a posteriori.