¿Qué es una hernia discal?

En primer lugar debemos saber qué es un disco intervertebral y su función.

Es una lámina cartilaginosa formada por un núcleo pulposo y un anillo fibroso dispuesto entre las vértebras de la columna vertebral, cuya función es la de amortiguar las presiones y favorecer los movimientos de ésta.

Podemos hablar de hernia discal cuando existe desplazamiento del disco intervertebral hacia la raíz nerviosa y ésta queda presionada. Puede existir rotura del núcleo pulposo o simplemente desplazamiento (protrusión discal).

Puede producirse por debilidad de la musculatura paravertebral, sobrepeso, desgaste excesivo del anillo fibroso, sobreesfuerzos continuados de extensión y flexión del tronco o por traumatismos.

La Osteopatía favorece al paciente otorgándole una mejor calidad de vida y una gran disminución del dolor.

¿En qué consiste el tratamiento Osteopático?

El osteópata en este caso, procederá a la relajación y elasticidad de la musculatura afectada (principalmente las hernias se producen a nivel lumbar al aguantar esta zona mayor presión) en la que la zona lumbar y músculos paravertebrales suelen estar tensionados.

Además, eliminará las limitaciones de movilidad de los segmentos vertebrales afectados, pelvis y sacro, restableciendo el equilibrio estructural y funcional.