Vendaje Neuromuscular para la tortícolis

Como ya comentamos en el artículo de la semana pasada donde os contábamos los remedios  para la tortícolis que debemos de tener en cuenta, hoy a petición de varios pacientes que han pasado por clínica os vamos a comentar con un poquito de detalle de como se debe utilizar un vendaje neuromuscular para la tortícolis. De esta manera ayudar a una persona a solventar de manera progresiva y de la manera más rápida posible los dolores, molestias y problemas que ocasionan la tortícolis.

Os vamos a comentar 2 vendajes neuromusculares para la tortícolis, la primera de ella enfocada a un vendaje neuromuscular a nivel del músculo esternocleidomastoideo  y otro para la musculatura para vertebral.

Además os contaremos cuales suelen ser los patrones de tiempo para sentir las mejoras ante esta molestia.

Sin más comenzamos hablando de los vendajes neuromusculares que se suelen utilizar.

Vendaje neuromuscular para la tortícolis. Músculo Esternocleidomastoideo.

Antes de poner un vendaje neuromuscular es importante haber trabajado toda la musculatura con cualquier tipo de terapia manual, para que esta este descargada y oxigenada.

Siempre utilizaremos el vendaje neuromuscular al final de la sesión, sobre todo para que este haga su efecto una vez terminada la sesión y se mantenga durante más tiempo, ya que en clínica hemos podido utilizar aceites o cremas que pueden hacer que este se despegue antes de lo deseado y no conseguir el efecto que uno tanto desea.

Podríamos hacer el masaje incidiendo principalmente en el esternocleidomastoideo, trapecios, elevador de la escápula, dependiendo de cuál sea el músculo que vemos que está más acortado y está dando más problemática a la persona.

En un alto por ciento el vendaje neuromuscular para el tortícolis se realiza sobre el esternocleidomastoideo porque suele ser uno de los más afectados.

¿Qué pasos seguiremos? Pues los siguientes:

Para Esternocleidomastoideo necesitamos dos tiras que mediremos desde las mastoides a la unión de clavículas, y lateralizamos  la cabeza del paciente para colocar sin tensión y de forma descendente la tira en ambos lados. Con detalle diríamos que anclamos en mastoides y sin tensión vamos cubriendo el músculo esternocleidomastoideo hasta llegar a la zona esternoclavicular.

Importante es que no toquen las tiras en la parte anterior del músculo para que sea el efecto deseado de relajación muscular.

Vendaje-neuromuscular-para-la-tortícolis

Vendaje-neuromuscular-para-la-tortícolis-1

Vendaje neuromuscular para la tortícolis. Músculos Paravertebrales.

La misma técnica se aplicaría también en los músculos paravertebrales con posición en tensión del paciente y pegando la tira desde parte dorsal a occipital, (al contrario que en el esternocleidomastoideo) de manera ascendente sin tensión en los extremos y con tensión del 25 por ciento después del primer anclaje.

También sería interesante terminar creando espacio sobre C7 con una tira transversal al 75 por ciento y sin tensión en las puntas para crear más elasticidad en la zona y que bajen las posibles inflamaciones existentes.

Vendaje-neuromuscular-para-la-tortícolis-2

Tiempos estimados de recuperación al sin usar vendaje neuromuscular para la tortícolis.

Fijándonos en el masaje principalmente como uno de los remedios para la tortícolis que comentamos ya en el artículo de la semana pasada,  podemos decir que aproximadamente la tortícolis mejora en la primera sesión de tratamiento de forma significativa, pero si en un plazo superior a 5 días no ha remitido, después de varias sesiones,  hay que ver la posibilidad de encontrarnos con inflamaciones que quizás habría que derivar a otro especialista y ayudar a esta persona con la tortícolis.

Es importante en esta profesión, saber derivar a tiempo para la detención temprana de cualquier patología asociada. Muchos de nuestros pacientes complementan los tratamientos con fitoterapia donde se les recomienda productos naturales, cataplasmas, aromaterapia, aceites esenciales, para ayudarle de forma más significativa en su tortícolis o cualquier otra dolencia.

Con respecto a los otros remedios que os comentamos no existe un patrón fijo, depende de la persona y por tanto alguien puede mejorar al poco tiempo y otra gente mucho más tarde, por eso no podemos definir un tiempo “lógico” a diferencia de cuando se recibe un buen masaje de un profesional.

Tiempos estimados de recuperación al usar vendaje neuromuscular para la tortícolis.

En los casos que utilizamos el vendaje neuromuscular podemos llegar a conseguir hasta un 25% de aceleración en la mejora de este tipo de molestia, claro está, siempre a nivel orientativo ya que cada persona es un mundo y habrá gente que mejore más rápido, que un pelín más y gente que ni siquiera acelere sus tiempos de mejora.

Resumen.

Con este artículo de hoy damos por finalizado el tema de la tortícolis y esperemos que lo último explicado en este artículo donde os hemos comentado como poner un vendaje neuromuscular para la tortícolis os haya sido de interés. En el próximo artículo hablaremos del dolor.

Pd: Nuevamente queremos dar las gracias a Luisa por prestarse como modelo para que podáis ver como se pone el vendaje neuromuscular para la tortícolis, concretamente para la musculatura paravertebral.